El Impuesto aragonés sobre la Contaminación de las Aguas lleva años rodeado de polémica
El Impuesto aragonés sobre la Contaminación de las Aguas lleva años rodeado de polémica - ABC
Cuentas públicas

El «agujero» del Impuesto del Agua: 20 millones de euros en recibos impagados en Aragón

El Gobierno regional no ha conseguido cobrar el 15% de los importes liquidados

Zaragoza Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El polémico Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA) sigue atragantándosele al Gobierno aragonés por la gran cantidad de recibos que no logra cobrar. El porcentaje de impagados ha rondado el 15% en los dos últimos años, un «agujero» de unos 20 millones de euros, según las propias cuentas oficiales del Ejecutivo autónomo.

En el año 2017, el Gobierno aragonés pasó al cobro unos 67 millones de euros por el ICA. Es lo que tendría que haber ingresado aquel año si todos a los que liquidó le hubieran pagado. Sin embargo, a 31 de diciembre de 2017 la recaudación real fue tremendamente menor, de 51,5 millones.

Lo ocurrido aquel año tuvo como epicentro esa suerte de insumisión fiscal masiva que cundió entre los zaragozanos, a los que por vez primera el Gobierno aragonés les exigió que pagaran el ICA. Hasta entonces, los zaragozanos habían quedado al margen de este impuesto, algo que no les ocurría al resto de aragoneses, que ya llevaban años pagándolo -primero con el nombre de Canon de Saneamiento y luego, desde 2014, con su actual denominación de Impuesto de Contaminación de las Aguas-.

En 2017, uno de cada tres zaragozanos se negaron a pagar los recibos del ICA en tiempo y forma, mientras arreciaba la polémica y el rechazo por este impuesto que está ligado al controvertido plan de construcción de depuradoras que impulsó el Ejecutivo autónomo durante años y que ha acabado destapando desmanes y desatinos de multimillonario coste.

Tras el fiasco del año 2017, las cuentas que ha dejado el ICA en 2018 han sido algo mejores, pero siguen estando muy lejos de los porcentajes ordinarios de recaudación que suelen darse en el resto de impuestos. El año pasado, el Gobierno aragonés debió haber ingresado por el ICA 69,16 millones de euros, pero a 31 de diciembre de ese ejercicio había ingresado realmente 64,24 millones. Es decir, acumuló unos cinco millones de euros en impagos, y eso que en la cifra de recaudación se incluyen también los cobros de recibos atrasados, de parte de los que los contribuyentes habían devuelto en 2017.

El resultado de conjunto es que, en dos años, entre 2017 y 2018, el Gobierno aragonés tenía que haber cobrado 136 millones de euros por el ICA, pero ha ingresado apenas 116 millones.