Los anarquistas «Cariñoso» y «Moniquita», durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional
Los anarquistas «Cariñoso» y «Moniquita», durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional - Efe
Terrorismo

Los acusados de la bomba en El Pilar se despiden del tribunal al grito de «muerte al Estado»

La Fiscalía ha ratificado la petición de penas contra estos dos anarquistas chilenos, 44 años de cárcel para cada uno de ellos

Madrid/ZaragozaActualizado:

Los dos anarquistas chilenos acusados de atentar contra la zaragozana Basílica del Pilar en octubre de 2013 se despidieron este jueves del tribunal que les ha juzgado deseando, a voz en grito, «muerte al Estado».

La vista comenzó el pasado martes y concluyó hoy en la Audiencia Nacional. En el banquillo se han sentado Francisco Javier Solar Domínguez («Cariñoso») y Mónica Andrea Caballero Sepúlveda («Moniquita»), pareja sentimental y compañeros de lucha anarquista.

Se afincaron en España tras librarse de las penas de cárcel a las que se enfrentaron en Chile por una oleada de ataques con bomba. Solar disfrutaba en España de una beca y ambos vivían en Barcelona cuando fueron detenidos, tras el atentado contra la Basílica del Pilar que fue reivindicado por un autodenominado «Comando Mateo Morral».

«Muerte al Estado» y «Viva la anarquía» han sido las proclamas que han gritado a forma de despedida al término del juicio, tras hacer uso del turno final de palabra en el que, como ya hicieran en la primera jornada de la vista oral, intentaron aprovechar para lanzar sus particulares proclamas en defensa del anarquismo.

«Cariñoso» y «Moniquita» han negado que fueran los autores del atentado cometido en Zaragoza el 2 de octubre de 2013, pero la Fiscalía considera que no hay duda de que fueron ellos, a tenor del cúmulo de pruebas —incluidas grabaciones de videocámaras— que recopiló la Policía y que permitieron reconstruir cómo llevaron a cabo el atentado: preparación de una bomba de fabricación casera en Barcelona, con la que viajaron en autobús hasta Zaragoza para, tras colocarla y hacerla explotar en la Basílica del Pilar, regresar a la Ciudad Condal y planear también un atentado similar en Cataluña contra el Monasterio de Montserrat.

Por todo ello, la fiscal Teresa Sandoval ha reiterado su petición de penas para esta pareja de anarquistas: 44 años para cada uno de ellos, ocho más de libertad vigilada, prohibirles que puedan vivir en Zaragoza o Barcelona durante al menos diez años después de salir de prisión,indemnizar al Cabildo del que depende El Pilar con 182.601 euros por los daños que provocó la explosión, y con otros 15.000 euros a la mujer a la que la onda expansiva le reventó el tímpano.

La presidenta del tribunal, Ángela Murillo, ha interrumpido en dos ocasiones a Solar para advertirle de que no diera «lecciones» y a su término ha ordenado desalojar a la veintena de personas que asistían en apoyo a los procesados cuando iban a aplaudirles.

La fiscal ha acusado a «Cariñoso» y a «Moniquita» de pertenencia a organización terrorista como miembros del Comando Insurreccionalista Mateo Morral, integrado en los Grupos Anarquistas Coordinados ( GAC), equivalentes en España de la Federación Anarquista Informal/Frente Revolucionario Internacional (FAI/FRI).