La condena ha sido revisada a la baja por el Tribunal Supremo
La condena ha sido revisada a la baja por el Tribunal Supremo - ABC
Tribunales

Abusa de su hijastra durante casi un decenio y logra que le rebajen la pena

Tanto él como su pareja, madre de la víctima y que incitó a esos abusos sexuales, se «ahorran» casi la mitad de la condena: se les queda en menos de cuatro años para cada uno de ellos

ZaragozaActualizado:

Abusó de su hijastra durante nueve años, desde que ella tenía 11, y ha logrado que le rebajen la condena que le impusieron inicialmente por ello. La Audiencia Provincial de Zaragoza le condenó a seis años de prisión, pero al final la pena se le ha quedado casi en la mitad, en tres años y nueve meses, tras la revisión de sentencia que ha llevado a cabo el Tribunal Supremo (TS).

De lo mismo se beneficiará su pareja, la madre de la víctima. También ella fue condenada a seis años de prisión por incitar a su novio a que abusara de su hija y por consentir esos abusos sexuales continuados durante casi un decenio. La madre era plenamente conocedora y partícipe del delito. Pero ahora, también ve rebajada la condena en idéntica proporción y salva el delito que cometió con una pena de tres años y nueve meses de prisión, igual que su novio.

Los hechos ocurrieron entre los años 2005 y 2014. La madre dijo que había animado a su novio a abusar de la menor porque entendía que así la pequeña perdería el miedo que veía en ella a mantener relaciones sexuales. Por entonces, la muchacha tenía solo 11 años. Su madre, María del Carmen Alquézar Blasco, había acabado de empezar una relación sentimental de convivencia en Zaragoza con el otro condenado, Julio Sancho Millán.

La Audiencia Provincial de Zaragoza no tuvo dudas en la culpabilidad tanto del que cometió los abusos como de la complicidad absoluta que en ellos tuvo la madre de la víctima. La sentencia fue contundente al declararlos culpables. Una prueba decisiva fue un video que aportó la víctima, que grabó cuando tenía ya 20 años y con el que acudió a denunciar, harta de los abusos sexuales que llevaba sufriendo desde hacía nueve años y tras haber perdido el miedo a sentar en el banquillo a su madre y a su novio.

El Tribunal Supremo ha ratificado en todos los términos la culpabilidad de ambos y el relato de los hechos que dio por probados la sentencia de la Audiencia de Zaragoza. Los abusos sexuales los sufrió la muchacha «prácticamente a diario».

Sin embargo, les ha rebajado la condena atendiendo la tesis expuesta por la Fiscalía ante el TS: cuando la niña era menor de 13 años era entre los años 2005 y 2009, antes de que entrara en vigor la reforma del Código Penal del año 2010 con la que se endurecieron las penas a los abusadores sexuales de niños menores de 13 años de edad. Sin embargo -concluye el TS-, la Audiencia de Zaragoza condenó a ambos acusados con el Código Penal de 2010, cuando debía aplicárseles el vigente en aquellos años, que contemplaba penas menos severas para delitos de este tipo. De ahí que ahora se les rebaje la condena.

El TS sí ha ratificado el resto de extremos de la condena dictada por la Audiencia Provincial de Zaragoza. Así, deberán indemnizar conjuntamente a la víctima con 13.000 euros por daños morales, y tienen prohibido acercarse a menos de 200 metros de ella durante siete años, ni a comunicarse por ningún medio con la joven.