Zapatero agita el miedo al copago

Iba a La Coruña, pero la caída histórica en los sondeos le llevó ayer a Santander

Actualizado:

GABRIEL SANZ

SANTANDER

José Luis Rodríguez Zapatero aprovechó ayer el tirón del Racing de Santander para lograr la «permanencia» en Primera División del PSOE cántabro, al que las encuestas auguran un descalabro histórico —de los 14-17 de los años 80 puede bajar a 8 escaños en beneficio de Miguel Angel Revilla—. A sólo cien metros del estadio, en el Palacio de Exposiciones, Zapatero convocó a las 19.30, hora y media antes del partido frente al Atlético de Madrid, y allí, ante 2.000 personas, agitó el miedo al copago sanitario por primera vez en esta campaña. Y, paradojas de la política, por vez primera en una semana, dio la sensación de lleno en el territorio menos propicio.

Pocas veces desde 1982, cuando Felipe González llenó la plaza de toros, los sucesivos líderes socialistas han vuelto a mitinear a esta región. Y estas elecciones no eran una excepción. En el «planning» que se entregó inicialmente a los periodistas Zapatero debería haberestado ayer a Coruña, pero se cambió a última hora. ¿Por qué? La respuesta la dio la secretaria general del PSC-PSOE y candidata a la Presidencia después de ocho años a la sombra de Revilla como vicepresidenta del Ejecutivo, Lola Gorostiaga: «Nos la jugamos en estas elecciones».

Y es que, ocho años a la sombra del PRC con tal de que no gobierne el PP, puede pasar factura. Gorostiaga trata de zafarse de ese sucursalismo y ayer tuvo que recordar a los suyos: «Tú me autorizaste a hacer un pacto con el PRC, aunque Revilla a veces confunde y dice que le llamaste a Madrid y le dijiste: tienes que ser el presidente».

Zapatero siguió el juego y comenzó por decir que, aunque él se lleva bien con el dirigente regionalista y la colaboración con el PRC «ha sido muy útil», ayer se trataba de «poner las cosas en su sitio», no vaya a ser que los electores agradezcan a Revilla el 22-M lo que es una labor de dos, como la finalización de la autovía de la Meseta. El presidente del Gobierno anunció que Cantabria «tendrá alta velocidad» y dijo que esta región se ha beneficiado de una Ley de Dependencia que sólo está garantizada con el PSOE en el Gobierno y que hace que 700.000 personas estén hoy mejor atendidas.

Rajoy «mina» a España

Especial dureza empleó Zapatero ayer en Santander contra el presidente del PP, Mariano Rajoy, al que afeó que aproveche la nueva crisis griega. «Tenemos que tener plena confianza en el futuro de la economía española a pesar de que el PP intente un día y otro intentar minar y socavar la confianza», afirmó. «Y desde aquí le digo a (Cristóbal) Montoro, que ha dicho hoy que estamos al borde del precicpicio, que tenga un poco de aprecio por su país».

A juicio del líder socialista, «miente como un bellaco» quien diga que su gobierno ha hecho recortes y que el Estado de Bienestar ha retrocedido. «Ha avanzado sustancialmente en todas las políticas sociales —prosiguió—. Y si pongo énfasis en esto es por que sé lo que nos jugamos. Esto no es una broma. ¿O acaso no tienen cara de copago (...) Eso es lo que tienen en la cabeza».