Chávez y Salgado, los vicepresidentes - rául doblado/óscar del pozo

Vicepresidentes... y punto

Zapatero se resiste a establecer un orden, aunque Salgado será quien presida el Consejo de Ministros en su ausencia

CIUDAD Actualizado:

Era curioso ver ayer cómo José Luis Rodríguez Zapatero evitaba referirse a Elena Salgado como vicepresidenta primera, y a Manuel Chaves como vicepresidente segundo. «En relación con las Vicepresidencias, va a haber dos Vicepresidencias y van a quedar concretadas de la siguiente manera: vicepresidenta para Asuntos Económicos, Elena Salgado, y vicepresidente para Política Territorial, Manolo Chaves». Todo para acabar reconociendo, a preguntas de los periodistas, que el Boletín Oficial del Estado (BOE) aclarará hoy que Salgado presidirá el Consejo de Ministros cuando él no esté; es decir, que estará por delante de Chaves en el escalafón.

Fuentes socialistas consultadas por ABC mantienen que el único interés de Zapatero con esa estrategia es transmitir un simple cambio de los dos en el escalafón, a fin de no desairar al hasta ahora vicepresidente primero y nuevo candidato a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pero la realidad es que, desde que asumieran las vicepresidencias, en abril de 2009, ambos han mantenido soterrados choques entre sí y, cuando estaba María Teresa Fernández de la Vega en el gabinete, con ésta. Chaves y Salgado empezaron a chocar desde el momento en que el primero, presidente del PSOE y uno de los principales referentes del partido —asiste a las reuniones del núcleo duro en Moncloa los lunes— toleró de mala gana que la vicepresidenta económica intentara hacerse en exclusiva con la interlocución ante los gobiernos regionales en plena negociación del sistema de financiación autonómica.

Chaves no olvida algunos episodios al respecto poco después de asumir sus responsabilidades. Por ejemplo, cuando el Gobierno encargó a Salgado responder a Javier Arenas (PP) sobre la financiación en el Senado y él aprovechó para señalar que Chaves no pintaba nada. Algo que la vicepresidenta remachó con un «yo presido el Consejo de Política Fiscal y Financiera»... no Chaves, le faltó decir.

Sueldo de los funcionarios

Luego, en febrero de 2010, Chaves se alió con el sector más político del Gobierno contra Salgado porque, ya entonces, meses antes del «decretazo» que acabó en una rebaja salarial de los funcionarios públicos, Economía andaba torpedeando el acuerdo al que había llegado el Gobierno con ellos en septiembre de 2009. En aquella época, el hoy vicepresidente territorial acusaba a Salgado de falta de perfil y discurso político necesarios, como sí lo tuvieron Pedro Solbes, Rodrigo Rato o Carlos Solchaga.