SUPRESIÓN DE ALTOS CARGOS Y DIRECTIVOS

Rudi elimina 68 empresas del Gobierno de Aragón

ROBERTO PÉREZ
ZARAGOZA Actualizado:

El Gobierno aragonés que preside Luisa Fernanda Rudi aprobó ayer el plan de reestructuración del sector público empresarial de la comunidad autónoma. Se suprimirán 68 de las 103 empresas en las que participa el Ejecutivo regional, que suman un endeudamiento superior a los 600 millones de euros. Esta drástica reducción va acompañada de un decreto, aprobado también ayer, que endurece los controles sobre las empresas públicas que quedarán. Están obligadas a recuperar el equilibrio financiero en tres años. «Tendrán que ser capaces de ser competitivas, porque solo garantizamos la supervivencia de aquellas que recuperen el equilibrio financiero», subrayó ayer a ABC el consejero de Hacienda, Mario Garcés, a quien Rudi encomendó el diseño del plan de reestructuración para poner orden en el extenso tejido empresarial público con el que se encontró tras llegar al Gobierno aragonés, el pasado mes de julio.

Para salirse de esas 68 empresas, en unos casos el Ejecutivo regional venderá sus acciones, doce las liquidará y el resto las fusionará con otras compañías públicas. El proceso culminará a lo largo del próximo año y conllevará también una drástica reducción de altos cargos y directivos. Actualmente hay alrededor de 85 y, aunque no se ha concretado cuántos desaparecerán, fuentes oficiales han indicado que serán «decenas», con un ahorro de cientos de miles de euros al año en retribuciones.De las 103 empresas públicas que dejó la etapa de Gobierno del socialista Marcelino Iglesias, en 28 el Ejecutivo regional es el accionista mayoritario, pero solo siete de ellas no dan pérdidas.