TRAS EL APOYO DE LA FEDERACIÓN CATALANA A CHACÓN

Rubalcaba logra aparcar por ahora las tensiones con el PSC

MADRID Actualizado:

El primer encuentro entre Alfredo Pérez Rubalcaba y el primer secretario del PSC, Pere Navarro, tras el 38 Congreso Federal terminó con el compromiso de «actualizar» las relaciones. Ambos se entrevistaron ayer en Ferraz para limar asperezas tras el duro enfrentamiento que los socialistas catalanes mantuvieron con la mayoría «rubalcabista» en el 38 Congreso Federal del PSOE por su apuesta casi monolítica a favor de Carme Chacón. Al término del encuentro, la Dirección Federal hizo público un comunicado repleto de equilibrios políticos. Contenta al PSOE diciendo que el PSC apuesta por «fortalecer» las relaciones, algo muy demandado en el resto de federaciones, las cuales ven en la polémica del Estatut y del debate territorial parte del origen de su debacle electoral. Y contenta, sobre todo, al PSC, porque, según dice el texto, se van a reunir «a lo largo de los próximos meses», previsiblemente antes del verano, las direcciones de los dos partidos para «actualizar» unos acuerdos que datan de 1978.

Queda por ver qué significa exactamente actualizar ya que, de entrada, la Dirección del Grupo Socialista no se ha negado a aceptar el acuerdo del PSC en el que se exige que sus 14 diputados puedan votar de modo diferente l PSOE en asuntos que afecten a Cataluña. Y también rechaza la pretensión de cambiar el nombre por el de Grupo SocialistaFederal.

La cita de Rubalcaba y Navarro supone un punto de inflexión tras las tensiones vividas en las últimas semanas, en particular en Sevilla, durante el 38 Congreso.El apoyo tan visible del PSC a Chacón enturbió las relaciones al extremo.