Cae en Reino Unido el etarra encargado de diseñar las bombas más letales

Eneko Gogeaskoetxea abandonó hace años la dirección y se investiga si tenía ahora alguna relación con la banda

LONDRES / MADRID Actualizado:

La Policía británica, en colaboración con la Guardia Civil, detuvo ayer en Cambridge al terrorista Eneko Gogeaskoetxea Arronategi, «Mekániko», uno de los mayores expertos que ha tenido ETA en el diseño de artefactos cada vez más letales, pero que hace unos años dejó plantada a la dirección de la banda y se trasladó al Reino Unido para vivir con su mujer y sus dos hijos. Horas después del arresto, un juez ordenó el ingreso en prisión sin fianza del terrorista, acusado de un intento de asesinar al Rey y de acabar con la vida de un ertzaina, entre otros crímenes.

No hay impunidad para los etarras, aunque abandonen la nave a la deriva en la que se ha convertido ETA, y se escuden en la familia, porque allí donde se refugian acaban siendo detenidos, gracias a una colaboración antiterrorista cada vez más global. Eneko Gogeaskoetxea fijó su residencia en Reino Unido hace aproximadamente cinco años, probablemente, para ponerse a buen recaudo después de que en noviembre de 2006 la Policía desmantelara la estructura logística de la que él era cabecilla: una vasta red de «zulos» que albergaban gran cantidad de armas y explosivos.

Documentación falsa

Las Fuerzas de Seguridad sospechaban desde hace tiempo que Gogeaskoetxea había abandonado la organización criminal, tal y como avanzó ABC el 22 de mayo de 2010. Aunque en ningún momento se puede descartar que su intención fuera volver en un futuro. De hecho, la Policía investiga si ahora, desde el Reino Unido, desempeñaba alguna subcontrata del terror.

El etarra residía en Cambridge con documentación falsa, a nombre de Gynil Macq, en compañía de su mujer y sus dos hijos de corta edad. En la actualidad trabajaba en una empresa informática, materia de la que es un experto, y explotaba un negocio de squash. Según el Ministerio del Interior, las investigaciones cobraron impulso hace varios meses, después de que un ciudadano español que observó la presencia del terrorista en un club deportivo de Cambridge, alertara a la Policía británica. Para entonces, la Guardia Civil ya seguía su rastro porque había interceptado varias comunicaciones entre el etarra y su entorno en el País Vasco.

Prisión sin fianza

En cumplimiento de una comisión rogatoria pedida por la Audiencia Nacional, Gogeaskoetxea fue detenido minutos antes de las diez de la mañana cuando salía de su domicilio, por agentes británicos y en presencia, como observadores, de guardias civiles.

Pocas horas después, al mediodía, un juez británico dictó prisión provisional sin fianza para el etarra. El fiscal, que actuaba en nombre de las autoridades españolas, recordó los cargos que pesan contra Gogeaskoetxea: pertenencia a banda armada, intento de asesinato del Rey, posesión de armas y munición, muerte de un ertzaina, tres cargos por robo y falsificación de documentos. El juez aceptó la argumentación del fiscal para no imponer la libertad bajo fianza del detenido y tuvo en cuenta la gravedad de los cargos. Gogeaskoetxea fue captado por el pistolero Javier Abaunza, ya en prisión, para integrar el «comando Katu», junto a su hermano Ibón y Kepa Arronategi. El grupo perpetró una decena de atentados entre noviembre de 1996 y octubre de 1997.

Pero la acción con consecuencias más trágicas fue la que planearon para atacar con granadas el Museo Guggenheim, de Bilbao, coincidiendo con el día de su inauguración, el 18 de octubre de 1997, a la que asistirían los Reyes. Días antes, Eneko y Arronategi se disponían a colocar en las inmediaciones tres grandes jardineras, en cuyo interior habían colocado doce granadas belgas de la marca Mecar, cuando fueron sorprendidos por agentes de la Ertzaintza, que intentaron identificarles. El etarra ayer detenido disparó entonces al agente José María Aguirre causándole la muerte. Arronategi fue detenido, pero «Mekániko» y su hermano Ibón, que aguardaba en un vehículo, pudieron huir.

En la dirección de ETA

Ambos se incorporaron poco después a la dirección de ETA. Ibón Gogeaskoetxea fue detenido el 28 febrero 2010 en Bretaña, junto a Beñat Aguinagalde y José Lorenzo Ayestarán Legorburu, un veterano terrorista que acababa de llegar del «santuario» de Venezuela para formar un «comando». «Mekánico», además, ha sido condenado en rebeldía en Francia en dos ocasiones: el 10 de junio de 2006, a tres años de prisión, por asociación de malhechores con fines terroristas, y el 24 de mayo de 2011, a otros tres años de prisión, por estar integrado en la estructura logística de ETA desmantelada en noviembre de 2006.