«CASO PALMA ARENA»

Registros policiales en el Instituto Nóos por supuesta malversación

Las nuevas indagaciones de la Fiscalía están enmarcadas en una de las piezas separadas del llamado «caso Palma Arena»

PALMA DE MALLORCA Actualizado:

La investigación de la Fiscalía Anticorrupción de Baleares con respecto a algunas de las actividades realizadas por el Instituto Nóos entre 2004 y 2006 se ha reactivado con sendos registros policiales en las sedes de Barcelona y Valencia. Las nuevas indagaciones de la Fiscalía están enmarcadas en una de las piezas separadas del llamado «caso Palma Arena», en el que originariamente solo se investigaba el sobrecoste de este velódromo. Con posterioridad, el juez instructor, José Castro, decidió dividir esta causa judicial en 25 piezas. El ex presidente balear Jaume Matas (PP), uno de los principales imputados, se encuentra en libertad bajo fianza de tres millones de euros.

En una pieza se investigan, precisamente, los dos convenios suscritos en 2005 y 2006 entre el Gobierno balear, que entonces presidía Matas, y el Instituto Nóos, que aún presidía Iñaki Urdangarín, Duque de Palma. El acuerdo global preveía que la citada entidad organizaría en Palma dos foros sobre turismo y deporte, por un importe total de 2,3 millones de euros. El Ministerio Público considera que se podría haber producido una supuesta malversación de fondos públicos en este caso, ya que hasta ahora no se habría justificado adecuadamente el destino final dado a dichos fondos.

El vicepresidente de Nóos en 2005 era Diego Torres, quien un año después relevaría a Urdangarín al frente del instituto. Dos ex altos cargos del PP y Torres se encuentran imputados en esta pieza secreta del «caso Palma Arena», y ayer estaba previsto que Torres prestase declaración en Barcelona ante el fiscal Pedro Horrach.

En la inspección llevada a cabo el pasado lunes en Barcelona fueron registradas cuatro empresas vinculadas al Instituto Nóos, así como el domicilio de Torres. En Valencia, la Policía Judicial recogió documentación sobre dos convenios suscritos en 2004 y 2005 por la Generalitat Valenciana con la citada entidad.

Por otra parte, un portavoz del Palacio de la Zarzuela afirmó ayer que desde esa institución no se hará ningún comentario sobre una investigación que está en el ámbito judicial, al mismo tiempo que señaló que, como es obvio, se respeta el trabajo de los jueces.