El PSOE acusa al PP de querer «podar el Estado del bienestar»

El PP retrata a Rubalcaba como «Manostijeras, el vicepresidente del gran recorte social»

ROCÍO FERNÁNDEZ ORTIZ
SANTANDER Actualizado:

Alfredo Pérez Rubalcaba recurrió ayer a un juego de palabras para alertar del recorte que, a su juicio, aplicará el PP al Estado del Bienestar si gana las próximas elecciones generales. El vicepresidente primero del Gobierno y candidato a las primarias del PSOE se refirió en Santander a las declaraciones del día anterior de Mariano Rajoy en Sitges (Barcelona), donde el líder popular manifestó que «España tendrá el Estado de Bienestar que pueda permitirse» y reflexionó además que un país africano también puede querer un gran estado de bienestar pero «si no tiene ingresos no es posible».

Para Rubalcaba, cuando Rajoy afirma que tendremos el estado de bienestar que ««podamos» se está refiriendo «sin ninguna duda» al verbo «podar», que viene a ser la máxima de «sálvese quien pueda». Aclarado esto, el socialista achacó la comparativa con África a un «lapsus freudiano», ya que ningún país africano tiene estado de bienestar.

«Si se suman las dos cosas, el estado de bienestar que podamos y el país africano, la conclusión es evidente: el podamos va referido a podar o a sálvese quien pueda», señaló Rubalcaba, a quien le «da igual» una cosa u otra, porque «lo que está anunciado el señor Rajoy es lo que está anunciado».

En un encuentro con los militantes del PSOE cántabro —en la segunda parada de su gira como candidato a las primarias— el también ministro del Interior opinó que el líder de la oposición no da ruedas de prensa y está «tan calladito» porque «cuando habla, le pillan».

Por si acaso, Rubalcaba declinó pronunciarse por la denuncia del PP sobre la supuesta «quiebra total» de Castilla-La Mancha, y se remitió a las declaraciones del consejero de la Presidencia de esta Comunidad, Santiago Moreno, que había rebatido las críticas.

Desde Santiago, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, respaldó la tesis de Rubalcaba (obviando de paso los recortes sociales acometidos por Zapatero) al subrayar que los socialistas serán «un dique de contención» frente a «la agenda oculta» de aquellos que «aprovechan» la crisis para «hacer los ajustes de su ideario».

El secretario de Comunicación del PP, Carlos Floriano, respondió al juego de palabras de Rubalcaba con un símil cinematográfico: «Manostijeras», así calificó «al vicepresidente del Gobierno español que protagonizó el mayor recorte social de la historia de la democracia». Una película —«Alfredo Manostijeras»— con Pérez Rubalcaba y sin rastro de Johnny Deep.