Profanan el monolito que recuerda a Fernando Múgica

A instancias del PSE, el Ayuntamiento de San Sebastián prometió repararlo

SAN SEBASTIÁN Actualizado:

El monolito ubicado en el Monte Igueldo, en San Sebastián, que recuerda al abogado y militante socialista Fernando Múgica, asesinado por ETA el 6 de febrero de 1986, ha vuelto a ser atacado por esos miserables empeñados en que sólo haya memoria para los terroristas, los «Txabi Etxebarrieta», «Argala», «Txikia», a los que sí dedican calles y plazas.

Según denunció ayer el PSE, el monolito «ya había sido objeto de diversos ataques y pintadas en tono insultante y amenazador». Y ahora, de nuevo, ha sufrido «la ira de desconocidos, que lo han destrozado por completo, convirtiéndolo incluso en un basurero». Ha habido saña de los desalmados, porque, además, han borrado las letras que recordaban su nombre y que estaban a los pies del monolito. El monumento en recuerdo de Múgica está situado en una zona del Monte Igueldo, junto al camino de Santiago, en el que el Fondo Nacional Judío plantó unos 20.000 árboles. Este lugar fue pasto de un incendio hace unos años, por lo que la maleza y los helechos han invadido el entorno.

El PSE exigió ayer al Ayuntamiento de San Sebastián que corra con los gastos de la reparación del monumento, a lo que poco después accedió Bildu, eso sí, tras criticar a los socialistas porque, según fuentes de la alcaldía, se habían enterado por la prensa. Pero no hubo condena expresa de Bildu a la profanación.

No es la primera vez que los proetarras se ensañan con la memoria de las víctimas de ETA. En diversas ocasiones han profanado la tumba del dirigente del PP Gregorio Ordóñez, situada en el cementerio donostiarra de Polloe. Hace poco atacaron el monolito que recuerda al ex gobernador civil de Guipúzcoa, el socialista Juan María Jáuregui, en un monte próximo a Tolosa. El ayuntamiento bildutarra costeó su reparación.