Primeras patrullas de combate de los cazas españoles en el avispero libio

La ministra de Defensa no precisó si los F-18 tuvieron que abrir fuego, pero aseguró que «cumplirán con todos aquellos cometidos que les ordenen»

PALOMA CERVILLA
MADRID Actualizado:

España ya ha entrado de lleno en la operación militar de la coalición internacional contra Libia. Dos de los cuatro cazabombarderos F-18 que el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha enviado para formar parte de esta fuerza multinacional sobrevolaron ayer el cielo de Libia en su primera misión de patrulla aérea de combate. El objetivo era garantizar la zona de exclusión aérea que marca la resolución 1.973 de Naciones Unidas. Los aviones salieron a mediodía de ayer de la base italiana de Decimomannu, en la isla de Cerdeña, y a primera hora de la tarde ya habían regresado, según aseguró la ministra de Defensa, Carme Chacón. Junto a los cazabombarderos españoles también se encontraba en esta primera misión de reconocimiento el avión cisterna de reabastecimiento en vuelo, un Boeing 707, que regresó más tarde que los F-18 a su base logística.

«Abrir fuego»

Los aviones iban equipados con misiles aire-aire y, como el domingo reconoció el comandante jefe del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, Jaime Domínguez Buj, están autorizados a «abrir fuego». Desde el domingo estos medios aéreos sólo reciben órdenes del mando de la operación, ya que el Ejecutivo español realizó la transferencia de autoridad, una vez que se han incorporado a la fuerza internacional que actúa contra Libia. Concretamente, el mando se ha transferido al jefe del Comando África de Estados Unidos (AFRICOM), general Carter Ham, cuyo cuartel general se encuentra en Stuttgart (Alemania).

Los F-18 realizaron con normalidad su primera patrulla aérea y «han vuelto sin novedad», según Chacón. La ministra no quiso aportar detalles sobre si en su misión, los F-18 habían tenido que abrir fuego, y tan solo afirmó que «todos los medios que España pone a disposición cumplirán con todos aquellos cometidos que les ordenen», y recordó que la misión de los F-18 es «de patrulla aérea», informa Ep.

Si los medios aéreos, a excepción del avión de patrulla marítima, CN-325, han comenzado ya a actuar, los medios navales todavía se están preparando para llegar a la zona de operaciones. El primero en salir hacia la costa de Libia ha sido el submarino S-74 «Tramontana», que a las ocho de la mañana de ayer partió de su base en Cartagena. El submarino se encuentra ya navegando por aguas del Mediterráneo para ir acercándose a la zona. A bordo se encuentran 60 marinos, que tendrán que cumplir la resolución de la ONU en lo que se refiere al embargo de armas a Libia. Este submarino ha tenido que salir ya de su base, antes de que la OTAN apruebe la misión naval, porque el tiempo de navegación es más largo que el de los buques de la Armada.

Fragata

El «Tramontana» es el cuarto submarino español de la clase «Galerna» construido en los Astilleros de la Empresa Nacional Bazán en Cartagena. Su puesta a flote se efectuó el 30 de noviembre de 1984 y se le han incorporado modernos sistemas de comunicaciones y de explotación del espectro electromagnético que, unidos al resto de sus capacidades, suponen unas herramientas de vanguardia.

Precisamente, en relación a la fragata «Méndez Núñez» de la clase F-100, que el Gobierno también enviará a la operación contra Libia, hoy está previsto que llegue a Rota (Cádiz), después de salir de su base en Ferrol el pasado domingo. La fragata se «preposicionará» en Rota para que, cuando lo indique la OTAN, zarpe hacia la zona de operaciones, a la que tardará varios días en llegar.

Este buque, que es uno de los más modernos de este tipo que dispone la Armada, puede actuar desde una distancia lejana, dado su moderno sistema de comunicaciones y combate. Entre sus capacidades, también incluye equipos de guerra electrónica y un helicóptero SH-60B.

Por otra parte, y en relación al uso de las bases de Rota y Morón, que han sido cedidas por España como bases logísticas de la operación internacional, la ministra Chacón confirmó que, hasta ahora, están siendo utilizadas por los medios aéreos y navales que se dirigen a la zona para «preposicionarse».

Reunión de Chacón

Los movimientos de los medios que ha enviado España para esta misión contra Libia fueron analizados ayer por la ministra de Defensa, Carme Chacón, en el transcurso de una reunión que mantuvo a última hora de la tarde en el Estado Mayor de la Defensa.

Esta es la segunda reunión que mantiene la ministra con los máximos responsables civiles y militares del Ministerio de Defensa, desde que se acordó el envío de medios navales y marítimos a esta operación militar. La primera fue el domingo, después de que los F_18 se hubieran desplazado el sábado a la base italiana en la que permanecerán durante esta misión internacional contra Libia. La aportación española la anunció Rodríguez Zapatero el sábado desde París.