ZAPATERO PREFIRIÓ A AÍDO

La ex portavoz de Solana, perjudicada por Moncloa

L. AYLLÓN
Actualizado:

MADRID

La periodista y ex portavoz de Javier Solana en la OTAN y en la Unión Europea, Cristina Gallach, que aspiraba a un puesto directivo dentro de ONU-Mujeres, se vio perjudicada por el apoyo del Gobierno para que Bibiana Aído haya sido nombrada asesora de la directora ejecutiva, Michelle Bachelet, según supo ABC de fuentes solventes.

Al parecer, Gallach tenía el respaldo del Ministerio de Asuntos Exteriores en su pretensión de obtener el puesto de directora de Relaciones Externas de la Agencia, que tiene una categoría D-2, muy superior al de simple asesora, y que, además es para cuatro años. No contaba, sin embargo, con las pretensiones de Aído quien, al ver que no podía aspirar a un puesto directivo por su escaso conocimiento del inglés y la ausencia de títulos académicos, más allá de una licenciatura, decidió buscar la vía de la asesoría. Su pretensión fue apoyada por Moncloa y por el Ministerio de Sanidad, desde donde se llevaron las gestiones ante la ONU, al margen de Exteriores.

En Naciones Unidas, les advirtieron de que había otra candidata española y que debían renunciar a una de ellas. El Gobierno optó por Bibiana Aído, con lo que Gallach se quedó sin opciones de conseguir el puesto al que aspiraba y para el que tenía bastantes posibilidades.

Cristina Gallach habla perfectamente, al menos, cuatro idiomas (español, catalán, inglés y francés) y tiene una amplia experiencia internacional. Tras quince años de ejercicio profesional en medios de comunicación, fue portavoz de Javier Solana en la OTAN y, después en la Unión Europea, donde ha trabajado los últimos doce años y donde su labor ha sido muy elogiada por periodistas de todo el mundo.