Una polémica que se remonta al Congreso de 2004

Actualizado:

No es la primera vez que los populares se ven obligados a debatir si el partido está inspirado en el humanismo cristiano, o no. Hay que remontarse al Congreso de 1999, que fue el primero que introdujo esta definición ideológica, a través de la ponencia de Estatutos. Hasta ahora, el PP no había hecho referencia a esta tradición cristiana.

Sin embargo, en el siguiente Congreso, el celebrado en 2004, Ana Pastor y Gabriel Elorriaga abrieron la polémica al redactar una ponencia en la que proponían cambios en esta definición. Su planteamiento era la eliminación del humanismo cristiano como seña de identidad del partido.

Jorge Fernández, hoy ministro del Interior, presentó una enmienda al texto de la ponencia y se alcanzó un acuerdo con una transaccional. Este consenso permitió que el artículo 2 de los estatutos del Partido Popular señale que esta formación política está inspirada en los «valores de la libertad, la democracia, la tolerancia y el humanismo cristiano de tradición occidental».

Posteriormente, el ex secretario general del PP, Francisco Álvarez-Cascos, presentó en el XVI Congreso, celebrado en Valencia, una enmienda a la ponencia política para que se eliminara la alusión del PP a un partido de centro. Fuentes del PP señalan que el debate no llegó a abrirse porque los ponentes consideraban que ya figuraba el término de humanismo cristiano en los estatutos del partido.