Partidarios de Chacón preparan ya el terreno para su candidatura
Ramón Jáuregui cobra fuerza como recambio de la «vieja guardia» si Rubalcaba no continúa - efe

Partidarios de Chacón preparan ya el terreno para su candidatura

Un movimiento de barones, cargos y bases agitará el debate del «cambio» en el PSOE

madrid Actualizado:

«Barones», cargos públicos y grupos de base del PSOE partidarios de que Carme Chacón lidere «el cambio que necesita el partido» se tantean telefónicamente en estos días para escenificar algún tipo de apoyo «previo» a la presentación de su candidatura a la secretaría general en el 38 Congreso, según confirman a ABC diversas fuentes socialistas. Aunque ella no ha decidido aún cuando dar el paso, según recalca su entorno, en esos sectores cobra fuerza la idea de hacer visible ya el rechazo a «la continuidad» que representa Alfredo Pérez Rubalcaba.

No está claro cuál será su primer paso. Algunos quieren crear «una plataforma»; otros, publicar un manifiesto «por el cambio» lo suficientemente explícito como para dejar clara su adscripción «chaconista»; y la mayoría defiende una mezcla de ambas iniciativas. Lo cierto es que están hablando y «tarde o temprano empezarán a salir», asegura a ABC un cualificado dirigente.

Ya lo viene haciendo, sin solución de continuidad casi desde la noche electoral, el líder del PSM, Tomás Gómez. Ayer, insistía en que «muchos compañeros» estuvieron de acuerdo en el Comité Federal del día 26 en la necesidad de primarias. Y citó al presidente del Senado, Javier Rojo; a Miguel Ángel Moratinos, y a los portavoces de Izquierda Socialista. El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, José María Barreda, otro de los apoyos de Chacón no fue tan lejos, aunque sí dijo que sin llegar a primarias, bien pudiera ser que en el 38 Congreso de Sevilla participasen hasta los 2.000 delegados que prevén los estatuts, para fomentar la participación de las bases.

La Ejecutiva Federal lo descarta por costoso, pero Barreda insiste en que lo que necesita el PSOE es «más participación y más democracia», y «no más ensimismamiento». Los socialistas han de apostar por la «apertura» dijo ayer el ex presidente castellano-manchego al ir a recoger al Congreso su acta de diputado y añadió una frase que muchos interpretaron como un aviso a la candidata Chacón: Es «imprescindible» que antes de que comiencen las asambleas en las «casas del pueblo» (del 9 al 15 de enero), los militantes sepan «cuáles son las alternativas». A Barreda no le parece mal la candidatura del alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, a la secretaría general, aunque él dijo ayer que «hoy por hoy» lo que quiere es seguir siendo alcalde de Toledo. Eso sí, dejó claro que no ve «incompatibles» ambos puestos.

¿La hora de Jáuregui?

Por su parte, Alfredo Pérez Rubalcaba sigue recluido preparando el debate de investidura con Mariano Rajoy. Hoy se dejará ver por el Congreso pero diversas fuentes socialistas reconocen que expresa en privado «muchas dudas» sobre su continuidad y que realmente es su entorno más cercano el que le empuja a dar batalla en el 38 Congreso. En caso de que tire la toalla, sube enteros el nombre de Ramón Jáuregui. Aunque está por ver que él quiera enfrentarse en votación a Chacón, a la que ha dedicado elogios en esos días, Jauregui en la secretaría general garantizaría a la «vieja guardia» el grado de continuidad que quiere pero sin el lastre de la derrota que arrastra Rubalcaba.