POLÍTICA EXTERIOR

Moratinos aspira ahora a ser coordinador de la ONU para Líbano

MADRID Actualizado:

El ex ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aspira ahora a ser nombrado coordinador especial de Naciones Unidas para el Líbano, en sustitución de Michael Williams, cuyo mandato expiró el 30 de septiembre, y en competencia con otros dos candidatos: el noruego Aud Lise Norheim y el suizo Jean Daniel Ruch. Desde su salida del Ministerio, en septiembre del pasado año, Moratinos viene buscando un puesto en algún organismo internacional, ya que no repetirá como candidato a diputado en las listas del PSOE por Córdoba.

Tras ser derrotado por un escaso margen de votos por el brasileño José Graziano da Silva en su candidatura a dirigir la FAO, Moratinos apuntó inicialmente a ser nombrado enviado especial del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon para la reunificación de Chipre, pero el puesto sigue ocupado todavía por Alexander Downer, que fue nombrado hace más de tres años. Aunque España no presentó formalmente la candidatura de Moratinos, si se le hizo llegar a Ban Ki-moon la disposición del ex ministro para ocupar el puesto.

Ahora, las aspiraciones de Moratinos se dirigen hacia el Líbano y en concreto al puesto de coordinador especial de Naciones Unidas, para el que tendría el apoyo del presidente libanés, Michel Sleiman, y del primer ministro, Naiibi Mikati. Así lo habrían hecho llegar ambos a Ban Ki-moon recientemente, según fuentes diplomáticas europeas citadas por el diario panárabe «Al-Hayat». El rotativo añade que Moratinos contaría también con el respaldo de Siria y las fuerzas libanesas que tienen buena relación con Damasco.

Buena relación con Siria

Sin embargo, precisamente esa imagen de buena relación con el régimen de Bashar Al Assad, al menos antes de que se produjeran los levantamientos y la represión contra los manifestantes, podría jugar en contra de Moratinos, según otras fuentes. Tampoco le favorecería en estos momentos el hecho de que otro español, el general Alberto Asarta, se encuentre al frente de la Fuerza Interina de la ONU en Líbano (Finul). Este obstáculo, no obstante, desaparecerá a comienzos de año, cuando está previsto el relevo del militar español.