Moratinos irá a Asia y Oceanía en busca de votos para la FAO
Zapatero charla con Miguel Ángel Moratinos - efe

Moratinos irá a Asia y Oceanía en busca de votos para la FAO

El Senado se une al Congreso en el pleno apoyo a la candidatura del ex ministro

Actualizado:

Miguel Ángel Moratinos continuará en las próximas semanas su intensa campaña por el mundo destinada a asegurarse el mayor número de votos posibles para su candidatura a director general de la FAO, la Agencia de la ONU para la Agricultura y la Alimentación. El ex ministro, que se encuentra en Nigeria, en una reunión de la Cedeao (Comunidad Económica de Estados del África Occidental), se desplazará a continuación a China, Australia y Nueva Zelanda, y lo hará contando con el respaldo que ayer mismo le concedió el Senado.

Moratinos ha dedicado en los últimos días una atención especial a África, donde a lo largo de sus años como ministro de Exteriores forjó una tupida red de relaciones, que ahora espera le sirvan para obtener los votos de los países africanos. Su siguiente etapa la desarrollará en Asía, con una visita a China; y en Oceanía, donde mantendrá contactos con las autoridades de Australia, Nueva Zelanda e, incluso, del pequeño país de Tonga, una isla de la Polinesia, cuyo voto tiene tanto valor como el de los demás Estados de la ONU.

Graziano, principal rival

Fuentes próximas al ex ministro justificaron la realización de esos viajes en la necesidad de garantizar el voto para la candidatura, lo cual consideran que exige, sobre todo en África o en Asia, la presencia física, si se tiene en cuenta que otros candidatos están desarrollando una intensa actividad en ese sentido. En algunos casos, según las mismas fuentes, esa presencia ha sido decisiva para obtener la promesa de apoyo.

El principal rival de Moratinos, según todos los observadores, es el brasileño José Graziano, cuya experiencia en el campo de la alimentación y de la propia FAO, trata de contrarrestar el ex ministro con su amplia red de contactos. Además de las visitas bilaterales, Moratinos aprovecha cumbres multilaterales, como la de la Cedeao, en Abuja o la de la Unión Africana en Adiss Abeba, para pedir el voto a los dirigentes de los países que asisten a las reuniones. En esta línea, en el mes de mayo tiene previsto viajar a Estambul a la Conferencia de Países Menos Avanzados.

Moratinos es consciente de que, dado el peso de Brasil en la región, una gran parte de los votos de los países iberoamericanos serán para Graziano, incluido el de Cuba, que no parece haber tenido en cuenta los esfuerzos del antiguo responsable de Exteriores para terminar con la Posición Común Europea sobre la isla. Hasta ahora, sólo Hugo Chávez habría garantizado a Moratinos su apoyo, para agradecerle «los servicios prestados», según algunos medios.

De ahí que sus esfuerzos se estén centrando en otras zonas del globo, para conseguir, al menos, llegar a la última fase de las votaciones, donde podría tener más opciones al quedar descartados algunos de los otros candidatos a los que se ve con menos posibilidades: el indonesio Indroyono Soesilo, el iraní Mohamad Saeid Noori, el iraquí Abdul Latif Rashid, e incluso el austriaco Franz Fischler. La presencia de éste último, antiguo comisario de Agricultura de la UE, ha impedido que los Veintisiete decidan dar su apoyo a un solo candidato, de forma que cada país europeo votará a quien considere más conveniente.

Y si, a nivel exterior, Moratinos debe aún pelear por sus votos, no ocurre lo mismo en España. Aquí ha logrado ya el respaldo de todo el Parlamento. Primero fue el Congreso de los Diputados, que el pasado día 8 le expresó su apoyo, y, ayer, fue el Pleno del Senado. En una declaración institucional leída por su presidente, Javier Rojo, y con el acuerdo de todas las formaciones políticas, se subraya el convencimiento de que Moratinos «sabrá recoger el compromiso de la sociedad española» en la lucha contra el hambre y «poner al servicio del mismo toda su larga experiencia diplomática».