DISPUTA POR LA LENGUA DE LA NUEVA PATENTE EUROPEA

Merkel intentará acallar las quejas de España en la UE

M.B.
MADRID Actualizado:

Pese a las quejas de los eurodiputados españoles, la comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo autorizó ayer, por una amplia mayoría, que los países de la UE avancen sin España en una «cooperación reforzada» para crear una patente europea en inglés, francés y alemán. La decisión, que todavía debe ser ratificada en el pleno de febrero, generó una dura reacción del secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido, quien habló de «discriminación del idioma español» e incluso amenazó con recurrir la medida ante el Tribunal de Luxemburgo.

La patente comunitaria, impulsada por Alemania y Francia, y apoyada por otros diez socios, se encuentra bloqueada desde hace una década porque su aprobación requiere unanimidad. España e Italia la vetan al considerar que discrimina al español y al italiano, ya que su régimen lingüístico sólo contemplaría al inglés, francés y alemán.

La oposición firme de los eurodiputados españoles —tanto del PP como del PSOE, apoyados por los portugueses e italianos— y la amenaza de López Garrido de recurrir la decisión en el Tribunal de Justicia europeo ha causado malestar entre los representantes franceses y alemanes.

Fuentes de Bruselas incluso indican que en dependencias de la Eurocámara se da por seguro que la canciller alemana Angela Merkel aprovechará su visita a Madrid, prevista para la semana próxima, para pedir Rodríguez Zapatero que acalle las gestiones que los eurodiputados y altos cargos españoles hacen en Bruselas y que no judicialice un asunto que Alemania da por zanjado.