El CNI y la inteligencia militar buscan acabar con años de recelos mutuos

Sentaron las bases en 2009 con la firma de un convenio para coordinarse mejor

MADRID Actualizado:

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (Cifas) se encuentran en plena fase de mejora en la coordinación de sus objetivos, después de un periodo de tensión entre ambos servicios de inteligencia, según han asegurado a ABC fuentes del CNI. Esta situación de falta de comunicación e incluso de recelos entre uno y otro se intentó frenar en otoño de 2009 con la firma de un convenio, que el anterior responsable del CNI, Alberto Saiz, no había querido rubricar.

Con la llegada del nuevo secretario de Estado y director del CNI, el general Félix Sanz Roldán, que fue el impulsor del Cifas, la situación dio un giro de ciento ochenta grados y Sanz Roldán se empeñó en poner fin a esta situación. Impulsó el convenio pendiente, con el objetivo de coordinar las directivas de inteligencia de ambos centros para que estuvieran en concordancia con las directrices del Gobierno. Además, clarificó la autoridad del general Félix Sanz Roldán como máximo responsable de todos los servicios de inteligencia, como así lo recoge la Ley reguladora del Centro Nacional de Inteligencia.

Desde entonces, y a lo largo de este año y medio, «las relaciones entre el CNI y el Cifas han mejorado mucho, hay reuniones periódicas y continuas para solucionar la falta de comunicación y coordinar los objetivos».

Como ya adelantó ABC en su edición del 14 de marzo, el Cifas no solo se enfrentaba a un problema de competencias con el CNI sino también a la falta de medios y de personal, como consecuencia de la dejadez de la ministra de Defensa, Carme Chacón. La actual responsable de este departamento no le dedicó la misma atención que uno de sus antecesores en el cargo, José Bono, que fue el creador de este servicio.

Las fuentes consultadas por ABC reconocen que la creación de esta inteligencia militar tuvo un «mal de origen», ya que los tres Ejércitos (Tierra, Aire y Armada) no llegaron a aportar el personal que necesitaba este nuevo servicio. Solo el Ejército de Tierra fue el más cumplidor con el Cifas, mientras que la Armada se mostró muy reticente y el Ejército del Aire no contaba con una unidad de importancia.

Estas fuentes coinciden en señalar que el Cifas tiene que «crecer y mejorar» y que a ello está contribuyendo el nuevo director del CNI con el cumplimiento de este convenio, ya que apuntan que Félix Sanz Roldán «cree en el Cifas».