Generación X en el Congreso

Actualizado:

Un murmullo creciente de expectación sube hasta la tribuna del Congreso cuando José Bono da la palabra, cada miércoles, a Soraya Sáenz de Santamaría. Sus enfrentamientos con Alfredo Pérez Rubalcaba son ya uno de los platos fuertes parlamentarios, más esperados incluso que los debates de los «jefes», Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero. La portavoz del Grupo Popular (Valladolid, 1971) tiene un verbo afilado, que conseguía sacar de sus casillas a María Teresa Fernández de la Vega, e incomodar al hierático Rubalcaba. Abogado del Estado, entre los diputados de su grupo tiene fama de ser una mujer muy trabajadora, exigente y disciplinada. Cuando escucha al PSOE que el PP no tiene propuestas, salta como un resorte y es capaz de recitar el centenar de leyes y el millar de proposiciones no de ley que ha desarrollado la oposición en los últimos tres años. Sáenz de Santamaría, que ha formado equipo con otros políticos de su generación como José Luis Ayllón (1970) y Fátima Báñez (1967), figura en todas las quinielas de un futuro Gobierno de Rajoy.