TRIBUNAL SUPREMO

La extrema izquierda acentúa su campaña de descrédito del TS en apoyo a Garzón

MADRID Actualizado:

A solo 48 horas de que el juez Baltasar Garzón vuelva a sentarse en el banquillo del Supremo, miles de personas de la izquierda radical se manifestaron ayer en Madrid para mostrarle su apoyo. Convocados por la plataforma «Solidarios con Garzón», políticos, sindicatos y artistas se echaron a la calle bajo el lema «Contra los juicios de la vergüenza. Contra los crímenes del franquismo. En apoyo al juez Baltasar Garzón» La marcha se inició al mediodía de ayer muy cerca del Tribunal donde el magistrado tiene que ser juzgado por declararse competente para investigar los crímenes de la dictadura.

En primera línea estaban los líderes de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez; el coordinador general de IU, Cayo Lara, el diputado Gaspar Llamazares y los socialistas Pedro Zerolo y Soraya Rodríguez. Junto a ellos, detrás de una gran pancarta estaban las actrices Pilar Bardem, Marisa Paredes y Lola Herrera.

Duro ataque al Supremo

Para el líder de CCOO, es «lamentable y absolutamente intolerable» que Garzón se siente en el banquillo, mientras que para Méndez el juez es una persona «integra y ha ejercido su labor de forma legítima». Más extemista fue el discurso de Cayo Lara al atacar al Alto Tribunal afirmando que está «tendiendo puentes de plata a la corrupción y un muro de silencio al genocidio franquista».

Tampoco faltaron a la cita caras conocidas del séquito de «la ceja». Actores como José Sacristán, Juan Diego, Aitana Sánchez Gijón y Maria Botto participaron activamente en este campaña de descrédito del TS.

El acto, que concluyó en la plaza de Canalejas, tuvo como broche final las palabras del poeta Luis García Montero que calificó este juicio como vergonzoso y advirtió que ya «no estamos en la clandestinidad pero tampoco en una democracia perfecta».

Entre banderas republicanas y gritos de «Fuera fascistas del Tribunal Supremo» y «Que no, que no, que no nos representan» en alusión al movimiento 15M, los manifestantes fueron convocados por García Montero para hacer presión el próximo martes frente al Tribunal Supremo.