Chacón no logra todavía el apoyo de ningún gran «barón» del PSOE

Los promotores del manifiesto estudian enmendar la ponencia marco del 38 Congreso

Actualizado:

GABRIEL SANZ

MADRID

Aunque Carme Chacón llegara ayer a la primera cita de «muchoPSOEporhacer.com» como «un miembro más», y dijera que no es una plataforma de apoyo a su candidatura, en el partido se da por seguro lo contrario. «Todos sabemos leer», había ironizado por la mañana el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, en referencia al manifiesto pidiendo «un nuevo proyecto». A excepción del secretario general navarro, Roberto Jiménez, —presente ayer en la cita en un hotel madrileño—, ningún otro de los «barones» se mojó por ella en las primeras 24 horas. Alguno, como el vasco Patxi López, lo despachó displicente: «no valoro manifiestos».

Tomás Gómez está agazapado a la espera de ver si Chacón da el paso —eso sí, ha autorizado la firma a la presidenta del PSM, Delia Blanco—; el castellano-manchego, José María Barreda, amigo personal de Chacón, tiene la federación dividida; mientras que el nuevo primer secretario del PSC, Pere Navarro, solo acertó ayer a decir que «es bueno el debate»... El caso es que el texto solo logró en sus primeras 24 horas el apoyo de la ex ministra Beatriz Corredor o del ex secretario de Juventudes Socialistas, Herick Campos. Y algún diputado como Manuel Pezzi e incluso ex diputados como Francisco Fernández Marugán —«lo firman los dirigentes de la histórica derrota», afirmó en Twitter— dejaron claro que no les gusta la «música» del manifiesto: que echen la culpa del 20-N a José Luis Rodríguez Zapatero y, sobre todo, a Alfredo Pérez Rubalcaba, quienes hasta ayer eran ministros suyos como la propia Chacón, Francisco Caamaño o Juan Fernando López Aguilar. Y que Cristina Narbona, a quien el propio Rubalcaba encomendó la redacción del programa electoral, ahora se desmarque de su mentor.

Quizá por ello los 30 firmantes se sintieron ayer en la obligación de echar el freno a la interpretación y a desmarcarse de lo que haga Chacón en el futuro. De hecho, uno de los intervinientes aseguró a ABC que «dentro no hemos hablado nada de candidaturas». Y López Aguilar dijo a los periodistas a su llegada que el movimiento asume «toda» la historia del partido, nadie reniega de Zapatero. Entre otras razones porque uno de los autores del texto, José Andrés Torres Mora, presente ayer, es el principal ideólogo del «zapaterismo».

Enmienda a la ponencia

Pero la sola necesidad de la aclaración, que protagonizaron el alcalde de Soria, Carlos Martínez, y Narbona, que ejercieron de portavoces, puede ser indicativo de las dificultades que se va a encontrar el movimiento. Martínez explicó que van a recopilar las «aportaciones» que se hagan en todas las agrupaciones socialistas de España a las propuestas de ideario y «modelo organizativo» que incluye el manifiesto. Los firmantes sostienen que son sensiblemente diferentes a la ponencia-marco del 38 Congreso que está redactando Marcelino Iglesias —sobre todo en lo que respecta a las primarias— y estudian enviar el manifiesto, ya modificado por las aportaciones de las bases, como una enmienda a esa ponencia-marco.