Blanco vs. Blanco en el «caso Campeón»
José Blanco, en un acto reciente - REUTERS

Blanco vs. Blanco en el «caso Campeón»

La exigencia de responsabilidades del ministro contra los «sospechosos» del PP se vuelve ahora en su contra

MADRID Actualizado:

El principal adversario político de José Blanco en el «caso Campeón», sobre supuestos fraudes en ayudas públicas en Galicia, se llama también José Blanco, látigo de acero durante los últimos años contra todo aquel político que quedara empañado por una sospecha de corrupción, sin importar la presunción de inocencia. «Mariano Rajoy debe dar explicaciones sobre lo que ha venido ocurriendo en el entorno de su partido y en su partido sobre “el caso Gürtel”. Todavía no se ha dado y es una explicación que están deseando escuchar los ciudadanos», afirmaba Blanco en abril de 2010. Un año y medio después, el PSOE se dispone en el Congreso a vetar la comparecencia del ministro en la Diputación Permanente, solicitada por el PP para escuchar las explicaciones pertinentes.

Blanco también consideraba «insólito» que Rajoy «despache con un comunicado un asunto grave somo la dimisión del presidente Camps por el “caso Gürtel”». «Rajoy tiene la obligación de dirigirse al país para dar explicaciones. No puede seguir callado porque alguno de los implicados tenían su despacho al lado del suyo y fueron nombrados por él», sostenía en 2010. Precisamente, el ministro recurrió esta semana pasada al comunicado para desmentir «las acusaciones que se atribuyen al señor Dorribo» contra él. «Son rotundamente falsas», afirmaba.

Sus palabras le persiguen ahora que se ve implicado por un empresario en un turbio asunto de ayudas públicas. «Por muchos muros que el PP trate de levantar para tapar sus cosas, no podrán parar a las masas sociales que piden gobiernos decentes», proclamaba a finales de 2009. Entonces también advertía que el «caso Gürtel» pasaría factura en las urnas al PP. «Si Rajoy no actúa ante todo lo que se está sabiendo, el tsunami de la corrupción se lo llevará por delante». Y repetía: «Rajoy tiene que dar explicaciones convincentes sobre el “caso Gürtel”, porque ocurrieron cosas en los alrededores de su despacho».

El político socialista también instó a Rajoy a actuar contralos miembros del PP «sospechosos». Además, anunció en 2006 que su partido no incluiría en sus listas electorales a ninguna persona «cuya conducta pública plantee alguna duda».

La reunión de Feijóo

Mientras tanto, en el Parlamento autonómico gallego, el secretario general del PSOE, Pachi Vázquez, reveló que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se reunió con Dorribo en octubre de 2010, dos meses antes de que el Gobierno autonómico concediera a Nupel (empresa farmacéutica propiedad del empresario imputado por fraude) ayudas por importe de tres millones de euros. Unos meses después, en marzo de 2011, la Xunta volvió a concederle una ayuda de un millón de euros. «Mi libro de visitas está a su disposición. Por supuesto que recibo a todos los que me lo piden y entiendo que tienen cualquier tipo de propuestas; en un despacho oficial, con luz y con taquígrafos, y no en las gasolineras», contestó Feijóo.