Bildu, sin careta, amedrenta al único concejal del PP en Elorrio

Reprocha al edil su intención de apoyar al PNV para evitar un alcalde proetarra

Actualizado:

I. REYERO

BILBAO

Una vez obtenido el aval del Tribunal Constitucional para colarse en las urnas y, con ello, irrumpir en las instituciones, los miembros de Bildu empiezan a quitarse la careta de demócratas pacifistas y retoman viejas prácticas de coacción, sobre todo, en sus tradicionales feudos. Ello, además, cuando apenas faltan cinco días para que la última marca electoral promovida por ETA, de acuerdo con las pruebas aportadas a la Justicia por las Fuerzas de Seguridad, asuma el control de casi un centenar de ayuntamientos vascos y navarros.

Lo cierto es que, según denunció ayer en su videoblog el presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, el pasado fin de semana Bildu distribuyó entre los vecinos de la localidad vizcaína de Elorrio un pasquín con el que intenta amedrentar al PP y al PNV para impedir que ambos sumen escaños y eviten que la coalición se haga con la alcaldía, que ya ocupaba ANV en la anterior legislatura.

En el panfleto, redactado en castellano y en euskera, denominan como «extrema derecha española» al PP, que acaba de resultar claro vencedor en las pasadas elecciones municipales y autonómicas.

El pasquín, aunque atribuido a Bildu, lleva el sello de la Batasuna más auténtica, por ejemplo, cuando interpreta su triunfo en las elecciones en clave de «solución al conflicto que vive Euskal Herria». En el panfleto se arremete contra el único concejal del PP, Carlos García, y la candidata a la alcaldía por el PNV, Ana Otaduy.

«Mientras aquí, una inmensa mayoría deseamos y apostamos por la solución al conflicto y por constuir la paz, él se ha constituido en un “soldado de la libertad” que viene a hacer su guerra, en un paracaidista que viene a un bastión llamado Elorrio, y grita a los cuatro vientos que solo él dispone de la llave de la gobernabilidad de nuestro ayuntamiento. Y acabada la campaña el “infante” Don Carlos ha elegido novia para su misión: Ana Otaduy».

El pasquín adelanta que el edil popular y la candidata del PNV intentarán «arrebatar la alcaldía, sin vergüenza ni dignidad a quien, con un buen margen, más votos ha conseguido».

Dicho esto, Bildu muestra su rostro más amenazante para emplazar al PNV a que decida con quién va: con «esos fachas que desayunan todos los días con el yugo y las flechas», en alusión al PP, o con la coalición ideada por EA.

En el panfleto, Bildu critica además a una serie de medios de comunicación, entre ellos ABC, por el mero hecho de haber recabado la opinión del edil popular y su intención de apoyar al PNV para que los proetarras no gobiernen en Elorrio.

«Esta persecución —denunció ayer Antonio Basagoiti en su videoblog— es un ejemplo que demuestra que los que han vendido que los de Batasuna, que dominan Bildu, se han vuelto “buenos” se vuelven a equivocar».