ZARAGOZA

Belloch gastó diez millones de euros en un museo que aún está cerrado

ZARAGOZA Actualizado:

El Museo del Fuego debería haber abierto sus puertas el año 2007. Se trata de un centro dedicado a la historia de los bomberos de la ciudad, que ha costado alrededor de diez millones de euros, según las cifras que maneja el PP. La mayor parte de este dinero se ha destinado a la rehabilitación del edificio que albergará el museo, el Convento de Mínimos. El proyecto de reforma —valorado en más de siete millones— se adjudicó a la empresa FCC Construcción, a través de un convenio que el Ayuntamiento de Zaragoza firmó con el Ministerio de Fomento. Ambas administraciones financiaron las obras al 50 por ciento.

Cuatro años después de la fecha prevista para su apertura, y tras una inversión millonaria, el equipo de Gobierno municipal anuncia ahora que «reformulará» el proyecto para abaratar su coste y poderlo abrir a principios del próximo año. Así lo aseguró esta semana el consejero municipal de Cultura, Jerónimo Blasco. El Ayuntamiento «ha encargado una reformulación» del proyecto del Museo del Fuego para reducir gastos y anticipar su apertura.

Plazos sin cumplir

La inauguración de este centro acumula años de retrasos y de plazos sin cumplir. El Ayuntamiento invirtió en 2010 un millón y medio de euros para que el centro pudiera abrir sus puertas a finales del pasado año. Se volvió a retrasar su apertura hasta mediados de este. Con el calendario de nuevo sin cumplir, Blasco anuncia ahora que será a principios del próximo año cuando los zaragozanos puedan recorrer un museo en el que se ha hecho una inversión multimillonaria.

Las instalaciones están ya listas pero falta un proyecto museístico y equipar el edificio para que llegue a ser el museo anunciado. Para este fin, el Ayuntamiento adjudicó, a finales de 2009, a la empresa Playmedia Motion Graphics la redacción del proyecto museístico. El presupuesto de adjudicación rondaba los 900.000 euros. Sin embargo, poco después y debido a la mala situación de las arcas públicas, el equipo de Gobierno decidió rescindir el contrato, por lo que tiene que abonar a la empresa 120.000 euros de indemnización.