Apresado un director de cine «porno» por colgar vídeos de pederastia

Las víctimas eran chicas menores colombianas a las que Pablo Lapiedra ofrecía «casting» y pagaba

MADRID Actualizado:

La Policía detuvo el jueves en Barcelona al director y productor de cine «porno» Pablo Lapiedra al que las autoridades colombianas investigaban desde finales de 2008. En esas fechas el rector de un instituto de Medellín (Colombia) interpuso una denuncia después de que varios alumnos le contaran que una de sus compañeras Mary A.R.M., de 16 años, aparecía en un vídeo pornográfico con dos adultos que la sometían a todo tipo de vejaciones e insultos. Se trataba de un material sórdido, colgado en una página de internet llamada «pablolapiedra», en el que aparecían otras jóvenes no identificadas, aparentemente adolescentes. Las películas se vendían a entre diez y 75 euros la descarga, según avanzó ayer la Cope.

Al rastrear el dominio de esa web se llegó hasta una ciudadana llamada Zuleydy Piedrahita, natural de Cali (Colombia), casada con el español Lapiedra y residente en Madrid. Se hacía llamar «Little Lupe» o «Lupe Fuentes», apodos con los que ha triunfado como «pornostar». La Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía española se sumó a la investigación y averiguó que en algunas de las películas aparecía la propia Zuleydy como auxiliar en el rodaje o como espectadora. El cámara era Lapiedra.

Zuleydy, que aprovechaba su apariencia de «lolita» aunque era mayor de edad, actuaba también en otra parte del material en el que la menor colombiana aparecía con hombres y mujeres. Esas escenas ya no estaban alojadas en la web citada sino en otra, por lo que se dedujo que los abusos sobre la menor habían seguido y se le tomó declaración.

Mary contó que fue reclutada para un casting por el matrimonio y que la llevaron a un hotel a las afueras de Medellín para grabar. Para salvar la «contrariedad» de que fuera menor, la pareja le proporcionó una identidad nueva y una nueva edad: 18 años. De hecho, ella aparece en el vídeo dando ese falso nombre y explicando que tiene 18. La chica relató que grababan esas películas durante horas, de ocho de la mañana a siete de la tarde, que le prometieron no distribuirlas en Colombia, que el vídeo del supuesto «casting» fue el último que se filmó y le pagaron 700 euros. La menor procede de una familia desestrurada y sin casi recursos.

El mes pasado la Policía colombiana detuvo a tres individuos por pornografía, miembros de esta supuesta red, mientras que Lapiedra, con varios domicilios en Madrid, Barcelona y Alicante, no había sido localizado en ninguno de ellos (se dictó una orden de detención internacional contra él). El jueves fue arrestado en la vivienda de su nueva novia en la Ciudad Condal y entregado a la Audiencia Nacional, que debe acordar su extradición a Colombia. Su ex mujer vive en Los Ángeles y está en libertad. La Policía colombiana los acusa de dirigir una red de pornografía infantil.