El PNV amenaza con «cargarse» al Gobierno
Rubalcaba se reunió con Mas la semana pasada. Imagen de archivo de 2007 - abc

El PNV amenaza con «cargarse» al Gobierno

El PSOE busca en CiU nuevos apoyos para agotar la legislatura con elecciones en 2012

G. SANZ / À. GUBERN
MADRID/SITGES Actualizado:

El PSOE ha iniciado la búsqueda de socios en todo el arco parlamentario para no tener que adelantar el fin de la legislatura a otoño y convocar los comicios en 2012. Así lo reconoció ayer José Luis Rodríguez Zapatero, según las fuentes socialistas consultadas por ABC. Alfredo Pérez Rubalcaba inició el miércoles con CiU —cenó en Barcelona con sus dos máximos dirigentes, Artur Mas y Josep Antoni Duran i Lleida— ese acercamiento a los grupos, que no se lo van a poner fácil. De entrada, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, advirtió que la actitud del lendakari, Patxi López, respecto a su partido puede hacer que se «cargue» al candidato Rubalcaba «antes de tiempo».

Urkullu afirmó que si el Partido Socialista quiere agotar la legislatura tendrá que contar con el apoyo del PNV. «Si entre los socios sólo pueden recurrir al PNV, y si al PNV se le ponen todo tipo de trabas y se le pone en la picota, pues igual el PNV se lleva por las entrañas y dice “hasta aquí hemos llegado” y punto», subrayó Urkullu.

El objetivo de los socialistas, a corto plazo, es que CiU apoye la convalidación en Cortes de la reforma de la negociación colectiva, que aprobará el Consejo de Ministros el 10 de junio; y a medio plazo, el proyecto de ley de Muerte Digna y la Ley de Igualdad de Trato. En este último punto, el Ejecutivo se ha encontrado con el escollo de que Duran Lleida abandera la oposición más contundente a que se retiren subvenciones a los colegios concertados que separan niños y niñas.

Mas jugará «sus cartas»

El PSOE es consciente de que CiU no apoyará en diciembre, a tres meses de unas elecciones generales que, según los sondeos, ganará el PP, el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012 de un gobierno saliente. Otra cosa es la abstención.

Desde CiU se asegura que Artur Mas jugará «sus cartas» en defensa de Cataluña, y las opciones son varias. Ayer mismo, el presidente de la Generalitat durante una conferencia del Círculo de Economía en Sitges señaló en concreto la entrada de la Generalitat en la gestión de El Prat como un asunto capital. «Me preguntan mucho de qué hablamos en la reunión con Rubalcaba, pues hablamos de la gestión de El Prat», dijo Mas. Aunque no lo citó explícitamente, se da por sentado que en el encuentro debatieron también asuntos candentes como la liquidación del fondo de competitividad (1.400 millones). Mas puso sus condiciones para futuros pactos, a partir de 2012: sólo apoyará a cambio del concierto económico.

Fuentes socialistas señalan que el vicepresidente primero es el primer interesado en que la legislatura se agote para tener «más recorrido político» desde su nominación, el próximo 18 de junio en una reunión del Comité Federal.