Ácratas sin ley y contra todos
Medio centenar de jóvenes cumplieron ayer 24 horas acampados en la Puerta del Sol - jaime garcía

Ácratas sin ley y contra todos

Algunos hablan de emular las revoluciones árabes; otros, solo se manifiestan en contra del sistema económico y político

MADRID Actualizado:

Bajo el lema «democracia real ya, no somos mercancía en manos de políticos y banqueros», se volvieron a manifestar ayer en distintas ciudades de España miles de ciudadanos cuyo objetivo es declararse en rebeldía contra el vigente sistema de partidos políticos, «que no nos representan», y para expresar su hartazgo por lo que consideran un engaño a toda la ciudadanía. Se movilizan contra la gestión de la crisis y reivindican un cambio y un «futuro digno», según Democracia Real Ya, una de las asociaciones convocantes de estas manifestaciones, surgidas —según aseguran— de modo espontáneo a través de las redes sociales en internet, donde diariamente expresan su indignación por la ausencia de soluciones a la parálisis de España.

Sin embargo, y pese a la confusa mezcla ideológica que dejan traslucir, no todos son pacíficos abstencionistas. De hecho, algunas de las manifestaciones, como la de Madrid, terminaron con actos vandálicos, enfrentamientos con la Policía y detenciones.

Convocados a través del «boca a boca» y de internet en distintas ciudades —aunque de forma más numerosa en Madrid y Barcelona—, este movimiento congrega a jubilados descontentos, estudiantes desesperados, desempleados sin expectativas, jóvenes «ni-ni» y sobre todo a grupos antisistema que, aunque expresan su apoyo a partidos de izquierda como IU, niegan que tras ellos haya algún partido oculto u organización opaca en busca de un beneficio electoral.

Sus pancartas improvisadas hechas a mano lo acreditan pero, no obstante, su organización en torno a un único portavoz deja entrever que tras las concentraciones hay algo más que un movimiento cívico espontáneo. En cualquier caso, lo niegan.

El hecho, es que sus convocatorias están obteniendo una repercusión que no esperaban gracias en gran medida a las redes sociales. Tal fue la cobertura que ayer la acampada organizada en Madrid se situó entre los diez temas más comentados en la red social Twitter pese a que solo quedaba una mínima muestra de lo que fue el día anterior. Los aledaños del Oso y el Madroño, estatua emblemática de la ciudad de Madrid, se llenaron de carteles reivindicativos en los que exigían la liberación inmediata de los detenidos en la noche anterior. «Violencia es cobrar 600 euros» y «tu pasividad es su complejidad» son solo dos de los mensajes que se podían leer.

Aun así, no todos ellos dan la cara ante la prensa cuando se les pregunta. Muchos de los asistentes enviaban mensajes a la ciudadanía a través de pequeños altavoces. «Anticapitalismo», decía uno de los grupos reiteradas veces. «Creemos en partidos políticos como PDI o el Partido Pirata que apoyen nuestras leyes», decía un asistente que prefirió ocultar su identidad. «Tengo clientes a los que no les va a gustar que yo esté aquí», matizó. «Hoy somos todos de Sol y anticapitalistas», añadía otro de los jóvenes que deseaba que este movimiento de castigo al sistema no sea solo flor de un día.