Vídeo de los Príncipes de Asturias que presiden hoy el cambio de guardia en el Palacio Real de Madrid - ernesto agudo

La Familia Real podría limitarse a los Reyes, los Príncipes y sus hijas

Se reduciría a los miembros que sólo perciben ingresos procedentes de los presupuestos

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Casa del Rey podría limitar los miembros de la Familia Real a los Reyes, los Príncipes de Asturias y las Infantas Leonor y Sofía, según ha confirmado finalmente el Palacio de La Zarzuela, después de varias informaciones confusas. Es decir, sólo se considerarían miembros de la Familia Real aquellos que únicamente perciben ingresos procedentes de los presupuestos que el Estado asigna a la Institución.

Esta iniciativa, que el Palacio de La Zarzuela estudia desde hace años, reduciría a seis el número de miembros de la Familia Real, que en la actualidad se eleva a quince. Si prospera, los otros nueve miembros que actualmente se consideran parte de la Familia Real pasarían a ser «familia del Rey». Estos son: la Infanta Doña Elena y sus dos hijos, Felipe y Victoria, la Infanta Doña Cristina y sus cuatro hijos, Juan, Pablo, Miguel e Irene, y su marido, Iñaki Urdangarín.

El criterio que se ha seguido hasta ahora para ser considerado miembro de la Familia Real ha sido ocupar un lugar en la línea de sucesión a la Corona o ser cónyuge de uno de ellos. Sin embargo, el nuevo criterio que ahora se estudia sería limitar la pertenencia a la Familia Real a aquellos miembros que sólo perciben ingresos procedentes de los Presupuestos.

En la actualidad, los únicos miembros que sólo reciben ingresos procedentes de los Presupuestos son los Reyes y los Príncipes, que se ocupan del mantenimiento de sus hijas. Las Infantas Doña Elena y Doña Cristina, en cambio, perciben una asignación de la Casa del Rey en función de los actos oficiales a los que asisten, pero mantienen una actividad profesional privada por las que reciben un sueldo. Doña Elena como directora de Proyectos Sociales y Culturales de la Fundación Mapfre, y Doña Cristina como directora del Área Internacional de la Fundación La Caixa.

Desde que el Príncipe de Asturias contrajo matrimonio y garantizó la continuidad de la dinastía con el nacimiento de la Infantas Leonor y Sofía, el papel institucional de sus hermanas, las Infantas Doña Elena y Doña Cristina, ha ido perdiendo protagonismo, por lo que su nuevo status supondría una continuación de la evolución que se inició hace algunos años y que, de forma natural, habría concluido el día que Don Felipe sea proclamado Rey.