Zapatero plantea reformas legales que impidan a los delincuentes «ser detenidos varias veces en un día»

G. LÓPEZ ALBA
Actualizado:

MADRID. El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió ayer la necesidad de reformar el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal ante la evidencia de que «algo falla» cuando «hay delincuentes que han sido detenidos hasta cien veces o que son detenidos en varias ocasiones en un mismo día».

Agregó que el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil «deberían funcionar como si fueran un Cuerpo único» para atajar la inseguridad ciudadana, y juzgó «imprescindible» que se abra de manera inmediata un debate para revisar la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En este marco, subrayó que el Cuerpo Nacional de Policía es en la actualidad «un desastre organizativo» y que las policías locales deberían asumir mayores competencias.

El líder socialista, que inauguró unas jornadas sobre seguridad ciudadana organizadas por su partido, equiparó a la sanidad, la educación y las pensiones la condición de «servicio público esencial» que, a su juicio, debe tener la seguridad ciudadana frente a una realidad que -según destacó- ha supuesto una reducción de los efectivos policiales públicos y un aumento considerable de los servicios de seguridad privada. «Garantizar la seguridad de todos es la primera obligación y el primer deber de un Estado», afirmó Zapatero, para quien «la inseguridad es la primera injusticia social» y una cortapisa para la libertad.

Junto a las medidas de carácter represivo, el secretario general del PSOE afirmó que «hace falta una política social activa que luche contra la marginación». En este punto, sostuvo que con el Partido Popular en el Gobierno se ha producido «un preocupante debilitamiento de las políticas sociales»