Zapatero pide «flexibilidad» al Polisario y éste le acusa de alejar la paz del Sahara
Mohamed VI

Zapatero pide «flexibilidad» al Polisario y éste le acusa de alejar la paz del Sahara

GABRIEL SANZ | MADRID
Actualizado:

José Luis Rodríguez Zapatero abrió ayer una nueva polémica con el Frente Polisario en el conflicto del Sahara Occidental. Lo hizo en rueda de prensa con el primer ministro marroquí, Abbas El Fassi, al término de la IX Reunión de Alto Nivel (RAN), la primera tras la crisis desatada por la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla el año pasado, en la que participaron nueve ministros marroquíes y ocho españoles. Con posterioridad a esa rueda de prensa, El Fassi se trasladó al Palacio de La Zarzuela para ser recibido en audiencia por Don Juan Carlos, que le hizo entrega de un mensaje para Mohamed VI cuyo contenido no ha trascendido.

En el encuentro con los periodistas, uno de los asuntos más mencionados por Zapatero y El Fassi fue la cuestión saharaui. «En un acuerdo entre la partes hay que tener capacidad de ceder posiciones, de flexibilizar», dijo el jefe del Ejecutivo español, unas palabras que el Frente Polisario rechazó inmediatamente. Desde junio de 2007, Marruecos y el Frente Polisario han llevado a cabo cuatro series de negociaciones sin éxito en Manhasset, cerca de Nueva York, que deben continuar en una fecha no fijada.

Ayer, cuando fueron preguntados si el modelo autonómico español es referencia, Zapatero dijo que es «muy buena experiencia» para Marruecos, y El Fassi tuvo que aclarar que el proceso de regionalización no tiene que ver con el problema del Sahara. El mandatario marroquí atacó duramente a Argelia, a la que acusa de tener retenidos a 17.000 saharauis en los campos de Tinduf.

Posteriormente, el delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, advirtió que la postura de Zapatero «aleja la solución pacífica» del conflicto porque ha dado «un apoyo total» a la tesis marroquí, contraria a la independencia y al referéndum de autodeterminación. «Es un alineamiento claro a favor de la ocupación del Sahara», declaró a Efe.

Aumento económico

En la reunión de ayer se renovó el acuerdo de cooperación económica con Marruecos, por el cual se aumenta de 250 a 520 millones de euros la ayuda que España dará a proyectos de interés conjunto en el país vecino. Un dinero que irá, fundamentalmente, a financiar energías renovables, agua e infraestructuras de transporte y telecomunicaciones.

Zapatero anunció por otro lado su intención de convocar durante la Presidencia española de la UE, en el primer semestre de 2010, la primera cumbre bilateral entre Marruecos y la UE, fruto de la aplicación del Estatuto Avanzado. En la rueda de prensa de ambos mandatarios no se abordó la construcción del superpuerto en Tánger, que cuando esté a pleno rendimiento, en 2014, supondrá una seria competencia con el puerto de Algeciras. Lo trataron los secretarios de Estado de Fomento, en busca de acuerdos futuros de cooperación. En el próximo periodo de sesiones del Congreso se debatirá una proposición no de ley del Grupo Popular en la que se insta al Gobierno a desarrollar las infraestructuras del Campo de Gibraltar para hacer frente a esa amenaza económica.