Zapatero se muestra dispuesto a pedir a Francia la ilegalización de Batasuna

L. AYLLÓN/J. PAGOLA. |
NUEVA YORK/MADRID Actualizado:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo ayer en rueda de prensa en Nueva York que no descarta pedir a Francia que se ilegalice a Batasuna. De todos modos, precisó que se trata de la «responsabilidad y la soberanía de un país amigo como es Francia».

En la misma línea, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, ofreció ayer su «colaboración incondicional» a las autoridades de París para «construir el proceso penal» que conduzca a la ilegalización de Batasuna en Francia. De hecho, representantes del Ministerio Público podrían desplazarse en los próximos meses al país vecino con documentación para acumular pruebas contra el brazo político de ETA. Para la Fiscalía, la operación llevada a cabo el pasado miércoles contra la cúpula de la coalición filoterrorista constituye «el punto de partida hacia su ilegalización» en Francia. Sus vinculaciones con el grupo «Irrintzi» y diversos actos de «kale borroka» perpetrados en el País Vasco francés podría constituir la prueba de cargo fundamental.

Además, el Ministerio Público solicitará al juez Baltasar Garzón que pida a París la entrega de dos de los batasunos franceses, contra los que la Audiencia Nacional mantiene causas abiertas. Se trata de Jean Franois Lefort, acusado en España de pertenencia a las Gestoras Pro Amnistía -cuyos dirigentes fueron condenados la pasada semana a 10 años de prisión- y Haritza Galarraga, procesada en 2003 por el mismo magistrado junto a otros 20 individuos, acusados de integración en organización terrorista.

Asimismo, y en el marco de la estrecha cooperación, la Fiscalía de la Audiencia Nacional y la del Tribunal de Gran Instancia de París acordaron ayer la entrega a España de los dos etarras detenidos el lunes en el departamento del Loira, Unai Fano y María Lizarraga, para ser juzgados por los delitos cometidos en el país galo. Una entrega que podría materializarse en un plazo de entre 15 y 20 días, una vez que el fiscal francés se haya comprometido a no formular acusación contra ellos y ceder su jurisdicción a la Fiscalía española. El fiscal pide que les impute por los delitos de pertenencia a organización terrorista, depósito y tenencia de municiones y armas de fuego con fines terroristas, falsificación de documento oficial con fines terroristas y robo de vehículo. El ministro Alfredo Pérez Rubalcaba declaró que las primeras investigaciones apuntan a que Fano y Lizarraga tenían intención de pasar a España para delinquir.