El presidente español José Luis Rodríguez Zapatero (i) conversa con el Rey Abdalá (d) durante la última jornada de su gira por O.Medio en Amán, Jordania. / Efe
El presidente español José Luis Rodríguez Zapatero (i) conversa con el Rey Abdalá (d) durante la última jornada de su gira por O.Medio en Amán, Jordania. / Efe

Zapatero considera que el conflicto árabe-israelí «no tiene sentido»

AGENCIAS |
Actualizado:

Tras recorrer por carretera los apenas 150 kilómetros que separan Jerusalén de Amán, a través de una desértica Cisjordania salpicada de asentamientos israelíes, el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha señalado que el conflicto, tras sus innumerables víctimas, "no tiene sentido". Zapatero se ha olvidado el avión oficial y se ha subido a un el coche para viajar desde Israel a Jordania, atravesando junto al ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, el cinturón de asentamientos que rodea Jerusalén, el desierto de Judea y el valle del Jordán.

En una conversación informal con los periodistas que han seguido su gira por Oriente Medio, que concluye hoy, se ha mostrado convencido de que la "llave" de la paz en Oriente Medio está en manos de la administración estadounidense de Barack Obama. En opinión de Zapatero, el conflicto árabe-israelí tiene solución.

El presidente del Gobierno español se entrevistó ayer en Jerusalén con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y hoy ha señalado que confía en su voluntad de avanzar hacia la paz. No podría ser de otro modo, a su juicio, cuando decidió asumir por segunda vez el cargo de primer ministro israelí. Tras comentar el "agotamiento" de los palestinos tras tantos años de conflicto, ha hecho también referencia a la "hipersensibilidad" de los israelíes, que en muchas ocasiones interpretan la mínima crítica a su país como un ataque.

Audiencia con el Rey de Jordania

Antes de visitar a las tropas españolas desplegadas en el sur del Líbano, Zapatero se ha reunido en el Palacio Real de Amán con el rey Abdalá II de Jordania, a quien ha expuesto las conclusiones de su periplo por Oriente Medio. Según fuentes del Ejecutivo, Zapatero ha apreciado "muchos caminos abiertos" para lograr la reactivación de las negociaciones entre israelíes y palestinos.

Zapatero, quien ha trasladado a Abdalá un mensaje de los Reyes de España, ha apostado por impulsar las relaciones bilaterales y ha coincidido con el rey jordano en las posibilidades de inversión de las empresas españolas en el sector de la energía y las infraestructuras. Se ha comprometido además a "dar un paso adelante" en las relaciones entre Jordania y la UE cuando España presida la Unión en el primer semestre de 2010. En este contexto, ha apostado también por el desarrollo de la Unión por el Mediterráneo, marco en el que Jordania podría desarrollar los proyectos de energías alternativas que necesita.