José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno - EFE | Vídeo: Zapatero critica que Cs haya aceptado gobernar con el apoyo de VOX (EP)

Zapatero ve los PGE como una «buena señal» para abrir «una vía más intensa de diálogo con Cataluña»

El expresidente ve difícil que el PSOE pueda alcanzar acuerdos con Cs y se muestra disgustado con la división en Podemos

MadridActualizado:

José Luis Rodríguez Zapatero ha pedido «valentía» a los partidos independentistas para que apoyen el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que ha considerado que representan «un fortalecimiento de nuestra capacidad de ingresos públicos».

El expresidente del Gobierno ha manifestado que «sería una buena señal» que los independentistas apoyen los Presupuestos de Pedro Sánchez como una forma de abrir «una vía cada vez más intensa de diálogo con Cataluña».

Durante la inauguración de los actos del 30 aniversario de la Agencia Servimedia, Zapatero se ha manifestado preocupado por la actual crisis abierta en Podemos por la decisión de Íñigo Errejón. Zapatero, que conoce personalmente tanto a Iglesias como a Errejón, ha vuelto a plasmar su idea de que «la democracia iba a cambiar más a Podemos que Podemos a la democracia».

No obstante, ha dejado claro que «no me gusta la división de Podemos». Ha considerado que todavía «es pronto» para saber si los nuevos partidos son un fenómeno temporal o estructural. Y ha expresado que una crisis como la que experimenta Podemos demuestra que «los partidos son partidos. Ni nuevos ni viejos».

Ha evitado pronunciarse por si podría ver a Errejón en un futuro en el PSOE: «Eso preguntárselo a Errejón. Me parece una persona inteligente». Pero sí se ha mostrado preocupado por los efectos electorales que pueda tener: «El electorado progresista debe tomar nota de lo sucedido en Andalucía».

Una preocupación por la capacidad del PSOE para reeditar sus posiciones de Gobierno una vez que Zapatero ha manifestado que ve difícil que los socialistas puedan alcanzar pactos con Ciudadanos después de hacer llegado al gobierno andaluz gracias a los votos de Vox: «No veo a Cs ahora en un proceso que no sea haberse quedado encerrado en ese espectro. Tendrían que pasar muchas cosas».

Sobre la situación en el PSOE por el futuro de Susana Díaz el expresidente del Gobierno, que siempre ha defendido a la presidenta andaluza, ha dicho que espera «buen entendimiento» y que le consta que «no hay ninguna intención de poner a nadie en situaciones de dificultad». Pero sí ha considerado que es necesaria una «reflexión compartida» sobre lo sucedido.