Varios yihadistas han sido detenidos en los últimos días en la provincia de Barcelona
Varios yihadistas han sido detenidos en los últimos días en la provincia de Barcelona - EFE

Un yihadista «se ligaba» a mujeres jóvenes para incorporarlas a una red de Estado Islámico

La red adoctrinaba a las chicas hasta lograr que viajaran a Siria para ser instruidas y radicalizadas

Actualizado:

Una red yihadista desarticulada en Barcelona se dedicaba a la búsqueda de mujeres jóvenes proclives a incorporarse al Daesh a las que captaban a través de uno de sus miembros que «se las ligaba», según desvela en un auto el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

La célula, de la que formaban parte los marroquíes Mostapha Touzani y su tío Abderraman Iaddaben, adoctrinaban a las chicas hasta lograr, en algunos casos, que viajaran a Siria para incorporarse a las filas de la organización islamista radical.

Según se desprende de escrito de procesamiento del magistrado, Touzani se encargaba de atraer a las mujeres. Después, «de forma sutil», les mostraba vídeos extremistas para captar su atención y lograr que mostraran «avidez e inquietud». Una vez radicalizadas, las utilizaba como «nuevos nodos de acceso a la radicalización de otras mujeres».

Uno de los medios más empleados por este marroquí residente en Barcelona era la página web Isdarat que le proporciona acceso a material de muy buena calidad de producciones del Daesh.

Esta página era de libre acceso hasta los atentados de París de noviembre de 2015, en los que fallecieron 130 personas, cuando el grupo de hacker 'Anonymous' atacó los dominios donde se alojaba.

El juez vincula a una de las mujeres captadas, Samira Yerou, con la española Miriam El Hayadi que lideraba una segunda red de captación paralela. Ésta creaba grupos cerrados en diferentes redes sociales a los que se accedía progresivamente y en virtud del grado de radicalización, siempre con invitación previa.

«Chicas con problemas afectivos»

Este grupo femenino solía buscar en Facebook chicas con «problemas afectivos o sentimentales y que buscaban alivio en la religión». Miriam tenía planeado marchar a Siria para unirse al Daesh o 'D', como ellas mismas lo denominan. Tras un intento frustrado, planificaba instalarse en Afganistán, patria de su prometido.

«Manifiesta un profundo sentimiento de odio hacia los europeos en general y los españoles en particular, a los que acusa de ser 'escoria franquista que no quieren al Islam'», desvela el magistrado.