El yihadista detenido el martes en Málaga quería inmolarse en la feria de Manilva

El joven marroquí de 27 años, identificado como M. L., ha sido enviado a prisión por integración en organización terrorista

Actualizado:

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha enviado a prisión a un joven marroquí de 27 años por integración en organización terrorista tras anunciar en agosto su intención de hacerse explotar en la feria de Manilva (Málaga) en un vídeo que envió a los yihadistas de Siria.

En fechas recientes y a través de su perfil en redes sociales, «Anwar Andalosi», el investigado, M. L., manifestó ser un soldado del Estado Islámico y juró expresamente, con el discurso oficial de Daesh, lealtad al líder del Estado Islámico, Omar Bakr El Baghdadi, de modo que la Policía tomó la decisión de reventar la operación, practicándose entrada y registro en su domicilio, en Manilva.

Meses antes envió un vídeo, grabado en agosto de 2018 desde la feria de Manilva, afirmando que en ese lugar se iba hacer explotar, y en conversaciones recientes afirmaba estar ya preparado diciendo que sabía ya quién era su califa y que la muerte no le asustaba porque quería morir mártir.

Según informa hoy la Fiscalía de la Audiencia Nacional en una nota de prensa, del análisis de sus publicaciones en redes sociales, se observa un claro posicionamiento en defensa de las acciones y postulados del Daesh, así como su afinidad e incluso integración en las filas de este grupo terrorista.

También se había interesado por compras de armas de fuego y armas blancas, y, a través de la internet profunda («deep web») y durante los dos últimos meses de investigación, consumió una gran cantidad de material audiovisual oficial de Daesh.

Fundamentalmente vídeos de extrema crudeza, muchos de ellos relativos a asesinatos y degollamientos, así como también vídeos de miembros del Daesh jurando obediencia a la organización terrorista.

Los investigadores también descubrieron que entre sus «amigos» figuran numerosos perfiles con un marcado perfil de tipo combatiente, y que comparten en sus «muros» de Facebook propaganda del terrorismo yihadista, con la que ensalzan la actividad armada y las acciones tanto del Daesh como de Al Qaeda.

A raíz de la detención, la Dirección General de la Policía informó de que las averiguaciones han podido determinar que el detenido no se desplazó hasta la zona de combate debido a las dificultades actuales que atraviesa esta organización terrorista en su matriz en territorio sirio, y por la falta de recursos para hacerse cargo de su familia en España cuando él ya no estuviese.

Por estos problemas, el arrestado decidió quedarse en España y, «llegado el caso, llevar a cabo acciones terroristas dentro de nuestras fronteras», adelantó la Policía.

La Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía inició esta investigación el pasado julio tras constatar que desde diciembre de 2017 mostraba una ideología con un marcado carácter radical yihadista y dado que, entre sus «amigos», se encontraban numerosos perfiles de personas afines o incluso, sospechosas de ser integrantes del Daesh.