CDC y Unió abren las conversaciones sobre su futuro

BARCELONA. J. C.
Actualizado:

Las delegaciones negociadoras de los dos socios de la coalición nacionalista se reunieron ayer por primera vez tras la crisis que sacudió los mismos cimientos de CiU tras el nombramiento de Artur Mas como «consejero jefe». Durante la primera entrevista únicamente se acordó un protocolo de base para continuar las negociaciones y se decidió el calendario de reuniones, que será secreto y se prolongará durante dos meses.

Los jefes de las dos delegaciones, Xavier Trias por CDC y Nuria de Gispert por Unió, explicaron ayer que «todas las posibilidades están abiertas» a excepción de la fusión entre los dos partidos. Pese a que esta es una opción que es vista con buenos ojos por la dirección convergente, los democristianos no quieren entrar a discutir la cuestión. Por esta razón, la federación entre las dos formaciones nacionalistas es hoy por hoy la opción que tiene más posibilidades.

El protocolo presentado ayer divide el contenido de las negociaciones en dos bloques. El primero afecta a la «refundación de la coalición» y muy especialmente a sus órganos de decisión. Es este capítulo se discutirá, probablemente, la creación de un consejo nacional conjunto paritario, que será el máximo organismo ejecutivo de CiU. La segunda parte se refiere a la confección de las listas electorales, en las que Unió intentará aumentar su representación actual, que es de una cuarta parte de los candidatos. Según algunas fuentes, CDC ofrecerá a sus socios una de cada tres posiciones en las candidaturas, aunque se podría llegar a una situación de paridad. Las dos delegaciones se comprometieron también a evitar filtraciones del curso de las reuniones.