La Xunta pretende tener listo el nuevo decreto de la lengua en enero

El nuevo modelo lingüístico de la enseñanza no universitaria en Galicia estará aprobado en el próximo mes de enero. Ésa es la fecha tope que ayer se marcaban el consejero de Educación, Jesús Vázquez

E. A. | SANTIAGO
Actualizado:

El nuevo modelo lingüístico de la enseñanza no universitaria en Galicia estará aprobado en el próximo mes de enero. Ésa es la fecha tope que ayer se marcaban el consejero de Educación, Jesús Vázquez; y el nuevo secretario general de Política Lingüística de la Xunta, Anxo Lorenzo, después de reconocer que el decreto 124/2007 -que fija un mínimo de 50 por ciento de horas en gallego- seguirá vigente durante el curso 2009-2010. «Tiene que conseguirse la elaboración de un nuevo decreto en este año», explicaba el conselleiro. Hasta su aprobación, «por consenso de todas las fuerzas políticas», de un nuevo marco legal, «el Gobierno no hará nada que esté en contra de la legalidad», repuso Váquez.

Educación estudia a día de hoy la vía por la que se consultará a los padres sobre el modelo que prefieren para sus hijos, una opinión que la administración conjugará con la visión de profesores, consejos escolares, colectivos implicados y dos principios básicos: garantizar el conocimiento y habilitación en las dos lenguas, y consultar a las familias. Los responsables oirán a la sociedad, pero no habrá educación «a la carta», avisaba el titular de Educación: «Existen derechos y obligaciones; al terminar determinadas etapas, los estudiantes tienen que tener unas competencias lingüísticas».

El responsable de Política Lingüística de la nueva administración reconoce que, días después de su toma de posesión, no hay todavía «ni un bosquejo» del futuro reparto de cuotas asignado a cada lengua. El PP defendió en la campaña que tratará de establecer un modelo trilingüe en la presente legislatura.

Ambos responsables reconocieron la necesidad de articular un modelo «que vaya más allá de la legislatura» y se considere como «marco común de convivencia», asumible por todas las fuerzas políticas.