Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado durante la entrevista con ABC
Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado durante la entrevista con ABC - Isbel Permuy
Entrevista a Ignacio Cosidó

«Ya sea por voluntad propia o forzado, Sánchez comparecerá por su tesis»

El portavoz del PP en el Senado insiste en que si el presidente no acude al Senado activarán una comisión de investigación, ante la que no comparecer «tiene consecuencias penales»

MadridActualizado:

El PP alerta de la «tendencia hacia el autoritarismo» de un presidente del Gobierno que regatea el control del Senado y se niega a comparecer por las sospechas de plagio en su tesis doctoral. Los populares registraron el jueves la petición de abrir una comisión de investigación para obligar a Pedro Sánchez a explicar su trabajo. «Vendrá, ya sea por propia voluntad o forzado», asegura el portavoz del grupo mayoritario que esta semana exigirá al Gobierno la aplicación de otro 155 en Cataluña. Cosidó cree que fue un «acierto» de Rajoy activar el mecanismo de intervención ante el separatismo, pero fue un «error» hacerlo tan tarde. «El Estado no puede ir a remolque del separatismo», avisa.

-¿Puede el Senado obligar al presidente del Gobierno a comparecer?

España es una democracia parlamentaria. Es una obligación constitucional del presidente del Gobierno someterse al control de las Cámaras y tenemos instrumentos suficientes para hacer que venga, ya sea por propia voluntad o forzado. Pero con seguridad, él va a comparecer.

-¿Qué instrumentos? De momento juega al regate.

Desatender una petición de comparecencia del Senado formalizado a través de un escrito por el presidente de la Cámara es una falta de respeto y un error político de primer orden.

-Desacato, según dijo usted.

En rebeldía, le declaró la Mesa del Senado. Pero no comparecer ante una comisión de investigación tiene consecuencias penales. El día 23, o el presidente del Gobierno comparece ante la Cámara o ese mismo Pleno dará formalidad a esa comisión.

-Asistimos a un choque ejecutivo-legislativo de consecuencias inciertas. El parlamentarismo se ha convertido en un juego de trileros, a ver quién engaña a quién.

No creo que se haya producido un choque institucional, sino una situación de rebeldía del presidente ante una petición del Parlamento. Es inédito, igual que amenace a los medios de comunicación con querellas. Este Gobierno tiene cierta tendencia hacia el autoritarismo y provoca regresión democrática.

-Sánchez dice que traer la tesis al Parlamento es devaluar la democracia. ¿Qué oculta?

Nos reafirma en la necesidad de que comparezca y aclare muchos puntos oscuros sobre su tesis. El plagio o fraude en tesis doctoral ha costado la carrera a muchos políticos europeos. Si se demuestra fraude es grave. No es un tema privado, da acceso a una titulación pública. Existe la sensación entre muchos españoles de que se oculta algo.

-Los socios de Sánchez le protegen en el Congreso. ¿Teme que otros grupos dejen al PP solo como en la comisión de financiación del Senado?

Ciudadanos la ha pedido en el Congreso. Espero que Podemos, en aras de la transparencia, la apoye.

-El Senado es en esencia una Cámara de representación territorial. ¿No se desvirtúa?

El Senado es una Cámara de representación territorial y de segunda lectura. Pero en las competencias que la Constitución da a las Cortes el Senado tiene la misma capacidad de control al Gobierno que el Congreso, excepto en una cuestión, que el Congreso tiene posibilidad de moción de censura. El resto de instrumentos de control, están en un plano de igualdad. No en el ámbito legislativo, que tiene preeminencia. Hay un consenso de dar más protagonismo al Senado en el juego político. Es verdad que el Gobierno tiene una mayoría contraria en el Senado y ha hecho ya varias maniobras para intentar silenciar y puentear a la Cámara Alta. Es una cuestión de calidad democrática que el Gobierno respete el sistema bicameral.

-¿El debate sobre el Estado de las Autonomías se celebrará o es una bomba de humo del Gobierno?

Tiene toda pinta de cortina de humo, veremos si el Gobierno la formaliza. Pero veo dificultades en el calendario, con las autonómicas a la vuelta de la esquina, y en la eficacia de ese debate. Mejor experiencia ha sido la Conferencia de Presidentes.

-¿El PP puede vetar ese debate?

Todos los debates pasan por la Junta de Portavoces. A priori, el presidente es bienvenido cada vez que desee comparecer. Lo que no aceptamos es que se niegue a venir cuando se le pide.

-¿De verdad cree que Rajoy hubiera activado hoy otro 155 en Cataluña?

Lo que sabemos es que activó el 155 y fue una buena decisión. Las razones por las que se activó el 155 con el Gobierno de Puigdemont siguen vigentes con Torra porque persiste en su desacato a la Constitución y su ruptura con el resto de España. La próxima semana pediremos formalmente en una moción que se active ese 155.

-Pero antes de la moción de censura Rajoy avisaba de que había que esperar a hechos, no a palabras de Torra. ¿Qué ha cambiado para que el PP lo exija ahora de manera tan tajante?

Tenemos que aprender de las experiencias. La aplicación del 155 fue un acierto. Es un error que vayamos siempre por detrás de los acontecimientos y dejemos la iniciativa a los independentistas. Es bueno que se utilicen los mecanismos constitucionales para evitar otra proclamación de la república.

-Le traduzco, ¿fue un error esperar?

(Sonríe) Yo prefiero decir que hay que aprender de las experiencias, más que de errores. Pero el Estado de Derecho no puede ir a remolque.

-¿Ve a Sánchez capaz de llegar a 2020? ¿Qué le puede hacer caer?

Es un gobierno agónico. Si se prolonga en el tiempo hará mucho daño a España porque se apoya en quienes quieren romperla.

-Ha cerrado un acuerdo de Presupuestos con Iglesias. ¿El PP en el Senado ralentizará su tramitación?

Ese acuerdo con Podemos no garantiza su aprobación. Pero es muy peligroso dejar la política económica del Gobierno en un partido radical de inspiración bolivariana. Plantea una subida de impuestos muy negativa cuando empezamos a ver síntomas de estancamiento en el crecimiento. Se inflan partidas de gasto que generarán más déficit y deuda. Nos llevan a otra vía de crisis. El PP tiene tres llenas rojas: no queremos más impuestos, un gasto público descontrolado ni aumento de la deuda.

-¿Qué ha cambiado del PP de Rajoy al PP de Casado?

Hay un cambio generacional en el liderazgo, ahora estamos en la oposición, hay una recuperación de la ilusión y de algunas señas de identidad que en el ejercicio del poder quedan más desfiguradas y que había que recuperar para reconectar con una parte del electorado.

-¿Faltó sello ideológico?

Pues mire, ahora la posición del partido con la familia, la vida es más nítida. También hay una respuesta más contundente ante el desafío de Cataluña y la unidad de España. Y hay más ambición en la propuesta fiscal de Casado.

-¿Le parece buena noticia el regreso de Aznar?

El proyecto de Casado se siente muy orgulloso de toda la vida política del PP, con errores pero con un balance muy positivo, desde Fraga, a Aznar o Rajoy. Recuperar ese orgullo de pertenencia al PP en toda su trayectoria histórica es otra seña de Casado.

-Dígame algo bueno de Santi Abascal.

Le diré que es amigo. Y no sé…

-¿No ve nada bueno en Vox?

Fraccionar el espacio de centro-derecha nos debilita. Mi principal crítica es que muchos han convivido en el PP y debemos tener una estrategia de sumar, no de dividir.

-¿Teme el efecto dominó si el PP pierde ante Cs en Andalucía?

Es un escenario difícil que no me planteo que vaya a ocurrir. Tenemos una oportunidad histórica de que la suma PP-Cs nos permita plantear una alternativa al régimen socialista de 40 años.

-Es inédito que venga la presidenta Susana Díaz en plena precampaña a comparecer en el Senado por los ERE.

La petición de comparecencia está hecha antes de la convocatoria de las elecciones. No supeditamos el trabajo de la comisión a un calendario electoral. Los ERE son el caso más grande de corrupción, 1.000 millones de euros, y que más alarma han generado por los últimas noticias. La secretaria general del PSOE debe dar explicaciones sobre cómo se han financiado en Andalucía y sus redes clientelares. Es pertinente que venga.

-La ministra de Justicia le implicó a usted en el Congreso asegurando que avaló la labor de Villarejo en la Policía Nacional

La ministra de Justicia mintió, y es grave porque lo hizo en sede parlamentaria y siendo la notaria mayor del Reino. No hay una sola declaración mía ensalzando o apoyando al señor Villarejo. La ministra está en una situación insostenible pero le pido al menos que no se defienda con mentiras.

-Usted fue máximo responsable de la Policía entre 2011 y 2016. ¿Ha comido con Villarejo? ¿Tiene algo que temer?

No tuve ningún tipo de reunión de trabajo ni de actividad social. Le saludé en una ocasión. Es mi único contacto en cinco años.

-¿Tuvo conocimiento de actividades extraoficiales de Villarejo?

Hubo una información periodística que dio lugar a una información reservada y hubo una investigación de la unidad de policía judicial y de asuntos internos sobre determinadas actividades que fueron remitidas a principios de 2016.

-¿Y se le abrió expediente o se le dio carpetazo?

Se dio preeminencia a la investigación judicial. La Fiscalía tiene todos los datos.

-Las grabaciones con jueces, fiscales y altos mandos trasmiten una imagen nefasta.

Yo quiero dar un mensaje de absoluta confianza en el Estado de Derecho. Al final el que comete una irregularidad o delito termina respondiendo ante un juez. Este es un ejemplo claro. Tenemos una magnífica Policía, una de las mejores del mundo, una de las instituciones mejor valoradas. Pido una confianza plena tanto en la Policía como en el Estado de Derecho. Estos son casos absolutamente individuales y por tanto nada representativos del Cuerpo.