Ana Pastor, durante el pleno - ABC

VÍDEO | Nueva bronca de Ana Pastor: «Somos adultos todos y no se puede permitir seguir por este camino»

ABC
Actualizado:

La presidenta del Gobierno, Ana Pastor, se ha visto obligada a recriminar a los diputados, por segundo pleno consecutivo, el tono de sus intervenciones y los insultos que se han cruzado hoy de uno a otro lado de la bancada: «La política es construir», ha asegurado.

Durante la comparecencia en la Cámara Baja del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para informar del Brexit y de la situación en Cataluña, Pastor ha pedido silencio en varias ocasiones e, incluso, ha amagado con suspender el pleno si no se mantenía el respeto en la sala.

Ya la última sesión de control en la Cámara Baja acabó con el portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, expulsado del hemiciclo, y con la denuncia del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, de un supuesto escupitajo lanzado por un diputado republicano.

Como en aquella ocasión, Pastor ha anunciado que retirará del diario de sesiones la acusación de «fascista» dirigida hoy contra el líder de Cs, Albert Rivera, por parte del portavoz de ERC, Joan Tardá, o las referencias a los «golpistas» expresadas por el presidente de Cs.

«Les recuerdo que hay libertad de expresión, pero no de insulto», ha subrayado Pastor, que ha explicado que dichas expresiones se podrán leer en el diario de sesiones junto a un asterisco que indicará que han sido retiradas por la Presidenta.

A su juicio, los diputados ya son «adultos» como para conocer que hacer política es defender sus ideas con la palabra, pero no cayendo en el insulto.

En el último pleno, Rufián fue expulsado por protagonizar un debate bronco con el ministro de Exteriores, Josep Borrell, al que calificó como «el ministro más indigno de la democracia» e insultó con el descalificativo de «fascista».

En la historia de la democracia española, desde la Transición, Rufián y Martínez Pujalte han sido los únicos diputados que han sido expulsados del Congreso.