Un mosso en la finca del crimen
Un mosso en la finca del crimen - EFE

La víctima de violencia machista de Reus era menor y fue degollada

Un centenar de vecinos participaron ayer en un minuto de silencio convocado ante el Ayuntamiento

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Kelly, la primera víctima de violencia machista de lo que va de año en Cataluña, sexta en España, tenía 17 años. El presunto asesino, con el que mantenía una relación sentimental, la asesinó el miércoles de forma salvaje. La degolló con un cuchillo en el domicilio de la menor, en Reus (Tarragona), según explicaron a ABC fuentes de la investigación. Luego, el presunto agresor, de 19 años, se lanzó por la ventana con intención de suicidarse. Quedó malherido y fue trasladado al hospital, donde murió a las pocas horas.

Fue precisamente el cuerpo del joven, tendido sobre la acera a la altura del número 14 de la calle Argentera de la localidad, lo que motivó la alerta que los vecinos dieron a los Mossos d’Esquadra. Pasaban unos minutos de las dos de la tarde. Los agentes, una vez que el supuesto agresor, de nacionalidad dominicana, fue trasladado en ambulancia y en estado crítico al hospital Joan XXII de la cercana localidad de Tarragona, subieron a la vivienda desde la que el joven se había lanzado al vacío.

En el piso se encontraron con un escenario aterrador, según explicaron fuentes del caso. Descubrieron el cadáver ensangrentado de Kelly, una joven de 17 años de nacionalidad ecuatoriana. Había sido degollada. Los agentes de la división de investigación criminal del Campo de Tarragona de los Mossos se han hecho cargo de las pesquisas para esclarecer todas las circunstancias del crimen del número 14 de la calle Argentera. Era el domicilio de la víctima, no del supuesto homicida. Mantenían una relación sentimental pero no vivían juntos.

De confirmarse que fue un crimen machista, Kelly sería la primera menor de edad que muere a manos de su pareja o expareja en lo que va de año en toda España, la sexta víctima de 2019 de contabilizarse mujeres de todas las edades.

El asesinato de Kelly sacudió a Reus, su ciudad. Un centenar de vecinos participaron ayer en un minuto de silencio convocado ante el Ayuntamiento. Allí, la directora del instituto donde había estudiado la menor leyó un manifiesto. «La violencia machista agrede a las mujeres por el hecho de serlo», rezaba el texto. Acudieron también numerosos excompañeros de la joven, visiblemente afectados y con pancartas en recuerdo de su amiga. «Kelly, te echaremos de menos», decía uno de los carteles. «Quien ama no mata, ni humilla ni maltrata», sentenciaba otra de las pancartas.

Día de luto en Reus

El Consistorio también decretó un día de luto por el asesinato, y el alcalde de la localidad, Carles Pellicer, transmitió a los familiares y allegados de la víctima apoyo en nombre del municipio. Ante la Subdelegación de Gobierno y a las puertas del Ayuntamiento de Tarragona también se guardaron ayer sendos minutos de silencio y condena. Por la tarde, el colectivo feminista la Hora Violenta convocó otra concentración con el lema «¡Ni una menos! El machismo mata». El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a través de Twitter, mostró también su condena. «Las palabras no atajan el dolor de otro asesinato, pero sí sirven para llamar, de nuevo, a la unidad de acción», escribió.