Manuel Valls, en un acto de campaña - Marta Dias

Valls y De Quinto se enzarzan en Twitter tras el acercamiento de Ciudadanos con Vox en Madrid

«El futuro de España no puede depender de los separatistas o de la extrema derecha», afirma el ex primer ministro francés

MadridActualizado:

El alcaldable barcelonés Manuel Valls, quien lideró la candidatura de Ciudadanos en Barcelona, afirmó anoche tener una «gran preocupación» por los contactos entre la formación naranja y Vox. El edil se preguntó en su cuenta de Twitter si encuentros como el celebrado ayer entre Ignacio Aguado (Cs) con Rocío Monasterio (Vox) podían ser calificados de «normalidad democrática».

El coqueteo de Ciudadanos con el partido de Abascal no le ha gustado nada al ex primer ministro francés hasta el punto de aseverar: «Pactos anunciados entre PP y Vox en muchas ciudades... reuniones de líderes de partidos constitucionalistas con Vox... ¿normalidad democrática? o ¿normalización de un partido de extrema derecha? No es lo mismo... Y no puedo esconder mi gran preocupación». En otro tuit, consideró también que el futuro de España «no puede depender de los separatistas o de la extrema derecha».

El diputado de Ciudadanos y ex número dos de Coca-Cola Marcos de Quinto no ha permanecido impasible ante las declaraciones de su compañero y ha lanzado en su cuenta de Twitter tres mensajes para contestar los dos tuits previos de Valls. «Muy bien... ¿se lo dices al PSOE para que se abstengan -tanto en la CC AA de Madrid como en el Ayuntamiento- para permitir que haya un Gobierno Cs-PP sin necesidad de otros apoyos?», dijo en un primer mensaje, al que le siguió otro: «Creo que se te olvidó mencionar también a la extrema izquierda. Probablemente te quedaste sin caracteres». Pero De Quinto no se detuvo ahí: «¿Y no te preocupa que el PSOE coquetee con Bildu en Navarra? ¿O que anticapitalistas o blanqueadores del chavismo pacten con socialistas o pidan un ministerio? ¿Normalidad democrática?».

Tras las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo, Valls amenazó con marcharse del partido de Rivera si estos decidían pactar con Vox. Además, se alejó de la postura mantenida por la Ejecutiva respecto a qué camino se debía seguir en el Ayuntamiento de Barcelona, donde el grupo naranja cuenta con seis concejales, tres independientes -entre ellos Valls- y otro tres militantes de Cs. Los liberales están a favor de apoyar al socialista Jaume Collboni como alcalde de Barcelona. Pero el ex primer ministro francés explicó que no le importaría incluso apoyar una eventual investidura de la actual alacdesa, Ada Colau, con tal de que no salga el republicano Ernest Maragall.