El Rey se emocionó ante los aplausos de diputados y senadores.CHEMA BARROSO

Unánimes elogios y largos aplausos al «magnífico» discurso de Don Juan Carlos

J. L. L.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID. «Un discurso magnífico», «absolutamente excepcional y memorable», «una intervención de grandísima altura»... Esos fueron algunos de los calificativos que diversos portavoces y diputados dedicaron a las palabras de Su Majestad el Rey durante la sesión solemne del XXV Aniversario de la Constitución. Los elogios al discurso del Rey no sólo vieron de las filas del PP o del PSOE. Los grupos minoritarios, en especial los nacionalistas, también se sumaron al unánime aplauso a Don Juan Carlos.

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero,calificó el discurso de «magnífico», mientras el portavoz del PP en la comisión de Exteriores del Congreso, Gustavo de Arístegui, tachó la intervención del Monarca de «absolutamente excepcional y memorable». Para Arístegui, se trató de un discurso «equilibrado y oportuno», reflejo de la «grandísima altura» del Rey.

Por su parte, el portavoz del PNV en la Cámara Baja, Iñaki Anasagasti, consideró «importantes» las palabras de Don Juan Carlos porque se refirió a una Constitución «flexible y de diálogo». El dirigente nacionalista interpretó que esta vez no es un mensaje dirigido a su partido, sino a Aznar. «Ojalá el PP tome nota y no sacralice ni patrimonialice la Constitución», exclamó. Respecto al discurso de Luisa Fernanda Rudi, afirmó que «no nos ha gustado nada» y lo consideró «impropio» de la presidente de las Cortes. A Anasagasti le molestó que Rudi hablara de la «indisoluble» unidad de España, cuando «aquí indisoluble no hay nada». También se quejó de que hiciera un llamamiento a la defensa del castellano, cuando la Constitución reconoce también tres lenguas cooficiales.

La diversidad de España

El portavoz de CiU en el Congreso, Xavier Trias, destacó la apelación de Su Majestad al consenso, el diálogo y el respeto a la diversidad de España y afirmó que el último cuarto de siglo eso ha resultado «muy importante» para el Estado y para Cataluña.No obstante, se mostró «preocupado» por la manera que tienen el Partido Popular y el Partido Socialista de interpretar los valores y principios de la Constitución y pidió a ambos partidos que dejen esa postura «centralista» en la próxima legislatura para que Cataluña pueda profundizar en el autogobierno.

Por último, el líder de IU, Gaspar Llamazares, valoró que el Rey precisara que «nadie puede arrogarse en exclusiva» la Constitución. Llamazares interpretó que de las palabras del Rey se deduce que la Constitución está «abierta» y destacó, además, que Don Juan Carlos se refiriera a la España diversa, plural y solidaria.