La última crecida del Ebro anega 4.000 hectáreas en los campos ribereños
FABIÁN SIMÓN

La última crecida del Ebro anega 4.000 hectáreas en los campos ribereños

Actualizado:

Hoy ha llegado a Zaragoza el caudal máximo de la última crecida del Ebro. Atrás deja más de 4.000 hectáreas anegadas en campos de cultivo de los pueblos ribereños. Es la segunda inundación en sólo unas semanas que sufren municipios zaragozanos como Novillas, Gallur, Boquiñeni o Pradilla. El malestar es creciente entre los agricultores de estas localidades, por las frecuentes inundaciones que están sufriendo desde hace años. En Zaragoza capital, el Ebro ya superó ayer a mediodía los cuatro metros de altura, horas antes de que llegara la punta de la crecida. En la imagen, el río a su paso por la capital, con la Basílica del Pilar al fondo.