Arantxa Gutiérrez, la turista española asesinada en Costa Rica, en una imagen compartida por su marido en Facebook
Arantxa Gutiérrez, la turista española asesinada en Costa Rica, en una imagen compartida por su marido en Facebook

La turista española fue asesinada por asfixia a causa de un ataque sexual

Las autoridades de Costa Rica confirman la resolución del caso al encontrar restos de saliva y de piel del sospechoso en el cuerpo de la víctima

MadridActualizado:

El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ) confirmó este lunes la resolución del asesinato de la turista española Arantxa Gutiérrez López, ocurrido el pasado 4 de agosto, al encontrar, definitivamente, en el cuerpo de la víctima el ADN del único sospechoso detenido, informa Efe.

El director del Organismo de Investigación Judicial, Walter Espinoza, ha confirmado a los periodistas que los exámenes forenses determinaron en el cuerpo de la turista la existencia de saliva del sospechoso, además de piel en las uñas de la víctima.

«Como consecuencia de la autopsia se lograron extraer varios factores de comparación. No los hemos procesado todos aún, pero sí logramos ubicar saliva en los senos de la víctima. La saliva es sometida a comparación con el ADN del imputado y el resultado es que hay coincidencia», ha declarado Espinoza. «Esto significa de manera absolutamente indubitable que el sujeto tuvo contacto directo con el cuerpo de la joven», añadió el director de la investigación.

El sospechoso del crimen, un nicaragüense sin papeles identificado como Albin Díaz Hawkings, de 33 años, se encuentra detenido por la Dirección de Migración por orden del Tribunal Penal de Pococí, por su condición de migración irregular. El mismo juez, lo dejó en libertad sin medidas cautelares por falta de pruebas.

La principal hipótesis que barajaban es la de la agresión sexual, basada en «la forma en que encontramos el cuerpo, con las ropas arrancadas». La causa de la muerte pudo ser asfixia por estrangulación. Y así queda confirmado.

Espinoza detalló además que en la autopsia se recolectaron también muestras de piel debajo de las uñas de la víctima, que generalmente corresponden a acciones de defensa de una persona cuando es sometida a algún tipo de ataque. «Estas muestras también han sido sometidas a comparación y podemos decir de manera absolutamente indubitable que hay ADN del sujeto investigado de las muestras extraídas debajo de las uñas», precisó el director del OIJ.

Para el próximo jueves está prevista una audiencia en el Tribunal Penal de Pococí, provincia de Limón (Caribe), en la cual la Fiscalía pedirá la prisión preventiva contra Díaz.

El director del OIJ ha afirmado que desde el punto de vista de la investigación hay «muchísima claridad» sobre el responsable del crimen, y ha declarado que el informe completo forense estará listo en los próximos días para ser entregado al Ministerio Público.

«Logramos ubicar temporal y espacialmente al sujeto en el sitio donde ocurrió el homicidio, compilamos datos testimoniales que lo ubican alrededor de donde apreció el cadáver», explicó.

Asimismo, añadió que «la investigación se mantiene, pero si sumamos el resultado de laboratorio, hay una persona que indefectiblemente tuvo relación con el cuerpo, participó en los hechos y tuvo que ver con el asesinato». Así, informó de que se reunirá con dos agentes especializados en homicidios enviados por las autoridades de España a Costa Rica, con el fin de compartir con ellos la información del caso que «ya fue resuelto por el OIJ».

La turista española Arantxa Gutiérrez López, de 31 años, falleció en Tortuguero, provincia de Limón (Caribe), a causa de asfixia y un ataque sexual, cuando había salido a caminar por un sendero cercano al hotel donde se hospedaba con su esposo, el pasado 4 de agosto.