Fotografía del accidente que este miércoles se ha producido en la AP-7 - NIEVES CASTRO

Tres muertos y varios heridos en un accidente de tráfico en el que un guardia civil dio positivo en drogas

Según las primeras investigaciones, el turismo que conducía el detenido colisionó con otro, que fue desplazado y se metió debajo de una furgoneta de transporte

MÁLAGAActualizado:

Un sobrecogedor accidente de tráfico tiñó ayer de negro las carreteras de la provincia de Málaga. El grave siniestro ha dejado un balance de, hasta el momento, tres muertos y cuatro heridos de diversa consideración. Una persona murió en el acto y otras dos lo hicieron horas después: se encontraban ingresadas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Carlos Haya. Tras el accidente se detuvo a un sargento de la Guardia Civil que, al parecer, dio positivo en alcohol y cocaína al practicarle las respectivas pruebas.

Los hechos ocurrieron sobre las 16.15 horas de la tarde, momento en el que el Servicio de Emergencias 112 Andalucía recibió una decena de llamadas alertando sobre un accidente de tráfico que había tenido lugar en la confluencia de la AP-7 y la Hiperronda, a la altura del kilómetro 225, que se encuentra situado en el término municipal de Torremolinos. Según los alertantes, se habían visto implicados varios vehículos, uno de ellos una furgoneta de transporte público de nueve plazas. En los avisos se aseguraba que había varias personas tendidas en el asfalto y que alguna podría haber fallecido. Por ello se activó rápidamente un dispositivo en el que se desplazaron hasta el lugar de los hechos efectivos de la Guardia Civil, de los servicios sanitarios y de bomberos.

Los primeros indicios recabados sobre lo ocurrido en Torremolinos apuntan a se habría producido una primera colisión fronto lateral del turismo que conducía el guardia civil con otro. Al parecer, debido al impacto, habría desplazado al otro coche, que se metió debajo de la furgoneta de transporte y la levantó, haciéndole dar varias vueltas de campana. Se trata de una furgoneta —Mercedes Vito— que, al parecer, había recogido a varias personas, de procedencia árabe, de la estación de trenes María Zambrano y se dirigía a la zona de Puerto Banús. Mientras el conductor de este vehículo solo acabó con algunos rasguños, las fuentes aseguraron que varios de los ocupantes salieron despedidos. De hecho, aún no se ha podido completar su identificación, ya que han sufrido numerosos daños y sus pertenencias quedaron esparcidas por la carretera.

En cuanto al guardia civil, que se encuentra en los calabozos a la espera de ser puesto a disposición judicial, las fuentes consultadas señalaron que se le detuvo como supuesto responsable del accidente de tráfico. Al respecto, manifestaron que, presuntamente, dio una tasa en torno a 0,45 miligramos de alcohol por litro de aire expirado, así como positivo en el test de drogas.

Sobre las víctimas, los operativos desplazados al lugar de los hechos certificaron la muerte de una persona que habría perdido la vida en este punto de la AP-7. Se trata de una joven, según confirmaron las fuentes consultadas por Diario Sur de Málaga. En el Hospital Carlos Haya ingresaron tres personas, los dos fallecidos esta madrugada, un hombre de 26 años y una mujer de unos 30 años, han precisado fuentes sanitarias a Europa Press. En este centro hospitalario permanece ingresada una mujer de 18 años, que se encuentra estable dentro de la gravedad. Por otro lado, en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria están ingresadas dos mujeres, madre e hija, que están recuperándose de las fracturas sufridas en el accidente de tráfico.

El siniestro provocó importantes retenciones durante toda la tarde de ayer. Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) informaron de que la circulación en la AP-7 y la Hiperronda se vio afectada, y que hubo que habilitar un paso alternativo por el arcén derecho del punto de confluencia de estas vías. Asimismo, precisaron que las caravanas llegaron a ser de hasta siete kilómetros.