La Guardia Civil introduce en un coche a un detenido el pasado 15 de marzo
La Guardia Civil introduce en un coche a un detenido el pasado 15 de marzo - EFE

Tres marroquíes, detenidos por terrorismo yihadista en Barcelona y Valencia

Se dedicaban a captar y radicalizar a personas a través de las redes sociales: «La yihad es un deber ineludible»

Actualizado:

Los Mossos d'Esquadra han detenido este miércoles a dos personas en Roda de Ter, en la comarca barcelonesa de Osona, y han registrado tres domicilios del mismo municipio en el marco de una operación contra el terrorismo yihadista.

La operación, que ha empezado hacia las 4.00 horas y sigue abierta, ha supuesto, hasta el momento, la detención de los dos varones, de 26 y 37 años, por presuntos delitos de captación y actividad en la red, y un total de tres registros en la misma población, según ha informado la Policía de la Generalitat.

La investigación, llevada a cabo por los servicios de Mossos especializados en la lucha antiterrotista, se inició después de detectaran la actividad de captación de los detenidos. Además, los investigadores habrían realizado también acciones de enaltecimiento del terrorismo e incitación a cometer delitos de terrorismo.

Según ha informado en declaraciones a Catalunya Ràdio y Rac1 el conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, los dos supuestos yihadistas habían lograron adoctrinar y radicalizar a dos mujeres catalanas, de 19 y 31 años de edad.

Los dos hombres, con antecedentes policiales por delitos violentos, habían captado a estas mujeres —una vivía en Roda de Ter y otra de Manlleu— y ha añadido que la joven de 19 años mantenía una relación sentimental con uno de los detenidos.

Ambos sujetos eran muy activos en internet, con una actividad muy potente. Según Jané, no se prevén más detenciones y tampoco hay constancia de que los detenidos este miércoles fueran a perpetrar un atentado.

Detenido en Valencia

Además de la operación en Barcelona, la Policía Nacional ha detenido en Benetúser (Valencia) a un hombre de 45 años que intentó captar a través de internet a combatientes para viajar a zonas de conflicto y colaborar con el Dáesh.

Según ha informado el Ministerio del Interior, el hombre, de origen marroquí y nacionalidad española, publicaba en la red, de forma reiterada, mensajes sobre adiestramiento en tácticas de combate, utilizaba distintos perfiles virtuales y ensalzaba los atentados terroristas cometidos por el Dáesh en Europa, Siria y otros países.

«La yihad es un deber ineludible», como lo es también «la imposición de la saría, de la lucha y de la acción contra el enemigo», son algunos de los mensajes que divulgaba el detenido, un hombre muy integrado en la comunidad musulmana de su localidad de residencia.