Ana Julia, treinta años de alejamiento

La fiscal solicita que a la asesina de Gabriel se le imponga la prohibición de vivir en el mismo lugar que la familia durante treinta años

Ana Julia es condenada a prisión permanente revisable por el asesinato de Gabriel Cruz

Actualizado:

La máxima pena del código penal

La fiscal, a la vista del veredicto, ha solicitado que Ana Julia sea condenada por un delito de asesinato con alevosía con agravante de parentesco a prisión permanente revisable; que se le imponga la prohibición de vivir en el mismo lugar que la familia durante treinta años, una medida de alejamiento y comunicación por el mismo periodo y una medida de libertad vigilada. Además pide otros 5 años y 9 meses por sendos delitos de lesiones psíquicas.

Otros diez años por cuatro delitos más

La acusación particular, además de la prisión permanente, ha pedido que se le impongan seis años por sendos delitos de lesiones psíquicas contra Patricia y Ángel y cuatro años más por sendos delitos contra la integridad moral. Solicita una indemnización de 250.000 euros para cada uno de los progenitores, mientras que la Fiscalía eleva esta petición a 300.000 por cada uno por daño moral; 85.000 más por lesiones y 170.000 para la abuela del niño.

Una cliente insolvente

La defensa de Ana Julia, que ha visto rechazadas todas sus pretensiones, ha pedido a la juez que se le imponga la pena prevista en el Código Penal por asesinato. En cuanto a las lesiones psíquicas ha rebajado la petición a tres meses por cada delito al no tener antecedentes ni agravantes específicas. Por los dos delitos contra la integridad moral ha solicitado seis meses de cárcel y ha declarado que Ana Julia es «insolvente».