Santiago Abascal, presidente de Vox, a la puerta del Tribunal Supremo
Santiago Abascal, presidente de Vox, a la puerta del Tribunal Supremo - EP

Vox trata de marcar el paso a PP y Cs y los invita a un acto contra Sánchez

Santiago Abascal acusa al Gobierno de querer ocultar «quiénes son sus socios y cuáles son sus hipotécas»

MadridActualizado:

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado que celebrará una manifestación el 1 de diciembre en Madrid contra la «impunidad» a los soberanistas, y convocada a través de la plataforma «España Viva». Abascal, de hecho, ha querido marcarles la hoja de ruta al Partido Popular y Ciudadanos, y les ha invitado a unirse a la marcha para evitar que «Sanchez negocie con Quim Torra el indulto a los independentistas presos».

Así lo ha expresado durante una rueda de prensa ante la puerta del Tribunal Supremo, en la que la formación también ha presentado su escrito de acusación contra la causa del «procés» como jurado popular. Los servicios jurídicos de la formación ultraconservadora piden 74 años de prisión para el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras.

«Vox no va a permitir la impunidad de los golpistas, ni el resto de los partidos democráticos deben permitirlo», ha explicado el líder de la formación extraparlamentaria. «Invitamos al PP y Ciudadanos, y a sus líderes, a intervenir y a liderar esa gran movilización», ha añadido. El ofrecimiento de Vox, eso sí, llega después de que Abascal acusara en su mitin de Vistalegre a Albert Rivera de ser «la veleta naranja» y a Pablo Casado de ser «la derechita cobarde».

Pero este movimiento les beneficia para acercar posiciones con sendas formaciones y ganar espacio de cara a las elecciones generales de mayo de 2019.

Respuesta al PSOE

A las puertas del Supremo, Abascal también ha censurado con dureza las palabras del portavoz del PSOE en el Senado, Ánder Gil, que ayer acusó a PP, Cs y Vox de «avivar los conflictos», y del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre el acto de Alsasua.

«El portavoz socialista se atrevió a decir que quienes estabamos allí nunca tuvimos que mirar debajo del coche», ha reprochado Abascal, «eso es una auténtica barbaridad y demuestra hasta que punto el Gobierno quiere ocultar quiénes son sus socios y cuáles son sus hipotécas». El presidente de Vox, además, ha acusado al Ejecutivo de querer arrebatar el derecho de manifestación y de libertad de expresión a los allí presentes.

Dos delitos de rebelión

Vox, que ejerce de acusación popular, solicita 74 años de prisión para Junqueras y para los exconsellers Joaquim Forn, Jordi Turull, Raul Romeva, Dolors Bassa y Josep Rull. El desglose de la condena consiste en 25 años por dos delitos de rebelión, 12 por uno de organización criminal y otros 12 por malversación de caudales públicos.

El escrito de acusación casi triplica las penas que ha solicitado la Fiscalía en el caso de Junqueras (25 años) y es muy superior a los doce años que pide la Abogacía General del Estado. En total, Vox exige 700 años de cárcel para los procesados, frente a los 177 del Ministerio Público y los 117 del Gobierno.