Raúl Morodo entre Hugo Chávez y José Bono, en 2005
Raúl Morodo entre Hugo Chávez y José Bono, en 2005 - EFE

La trama de los Morodo recibió 14 millones de la petrolera venezolana

Hallan unos 60.000 euros en metálico en dos de los registros y numerosa documentación; hicieron inversiones inmobiliarias

MadridActualizado:

El exembajador de España en Venezuela Raúl Morodo, su hijo Alejo Morodo y el resto de miembros de la trama (el lunes fueron detenidos cuatro de ellos, incluidas dos mujeres) recibieron alrededor de 14 millones de euros de la petrolera estatal venezolana Pdvsa desde 2008. Esta cantidad astronómica se pagó supuestamente por servicios de asesoría legal, según consta en el epígrafe de algunos de los contratos en poder de los investigadores. La cifra obtenida tras los primeros análisis triplica la que se había barajado en un principio (unos 4,5 millones), según ha podido saber ABC y podría incrementarse una vez analizada la documentación intervenida en los registros llevados a cabo el lunes. En dos de ellos, los investigadores hallaron alrededor de 60.000 euros en metálico, una cantidad no llamativa si se tiene en cuenta el volumen de fondos manejados en presuntas operaciones de blanqueo.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía y la Fiscalía Anticorrupción sostienen que el conseguidor de esos fondos era Raúl Morodo gracias a sus relaciones con miembros del régimen venezolano. Su hijo, a través de su bufete de abogados (Aequitas Abogados y Consultores Asociados. S. L.) y de al menos otras dos empresas, era el ejecutor de las operaciones de blanqueo a través de una compleja operativa que pasaba por Panamá y Suiza.

El destino final de esos alrededor de 14 millones no ha trascendido aún, aunque todo apunta a que una parte de los fondos volverían ya «lavados» a quienes permitieron el expolio de la petrolera, entre ellos el expresidente de Pdvsa Rafael Ramírez y el resto de investigados no solo en España, sino también en Portugal, Andorra y Estados Unidos.

La investigación de la Udef y Anticorrupción, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha destapado además inversiones inmobiliarias millonarias realizadas por la trama y en este punto también coincide con procedimientos abiertos en otros juzgados contra ciudadanos venezolanos. Sin embargo, en este caso todo apunta a que dichas inversiones las llevó a cabo directamente Alejo Morodo y sus colaboradores. Pedraz les investiga por un delito de blanqueo de dinero procedente de corrupción en las transacciones comerciales internacionales, falsedad documental y delito fiscal. Hoy los cuatro detenidos declararán ante el magistrado y en los próximos días tendrá que hacerlo también Raúl Morodo, a quien los opositores al chavismo ya señalaron con el dedo en 2006.